El Alambique

manolo Morillo

Carbures

CUANDO oí por primera vez la palabra Carbures, pensé sin dudarlo mucho que me estaban hablando de una multinacional extranjera que se dedicaba a las distintas utilidades de la fibra de carbono y que, se venía para El Puerto por el ingenio, la preparación y la capacidad de trabajo de los porteños.

Me dije para mis adentros que por fin alguien apostaba por este rincón del mundo dejado de la mano de Dios, de la mano de los políticos y hasta de la mano de sus propias gentes.

Pero mira por donde me entero que el proyecto de Carbures Europe se engendra en la Universidad de Cádiz doce años atrás -su fundador fue Manuel Galán, catedrático de Ingeniería Química-, su presidente es el también catedrático Carlos Guillén y su consejero delegado el gaditano Rafael Contreras, doctor en Ciencias Sociales y Jurídicas entre otras titulaciones, presidente ejecutivo de Carbures EE.UU, y los tres con una gran visión de futuro, mucho arrojo empresarial y un enorme compromiso social con su entorno más cercano.

Cuando tomas conciencia de esta realidad empresarial incrustada en nuestro tejido tecnológico de andar por casa, los ojos se te hacen chiribitas y te los refriegas varias veces hasta darte cuenta que no es ninguna multinacional extranjera la que viene a implantarse en El Puerto, sino que es en El Puerto donde nace una multinacional que tiene abiertas líneas de trabajo con las principales empresas del sector a nivel nacional e internacional, con plantas en nuestra ciudad y en Jerez. Que ha comenzado a levantar este año una nueva planta en Soria y otra en Harbin, norte de China; que entró en el mercado USA en 2011 con la creación de su primera planta y sede en EE.UU. en el condado de Greenville; que en febrero pasado abrió una segunda planta en Seattle, y que en el recién acabado mes de abril ha inaugurado su segundo centro en Greenville (Carolina del Sur) en el Parque Empresarial Beechtree.

Y entonces, cuando uno se empapa de todo esto, se le hinchan los pulmones y se pone a gritar con todas sus fuerzas yes we can. Los porteños, la gente de por aquí sí que podemos, que no venga nadie a darnos lecciones de nada. Todo es cuestión de que carbures unas horas al día.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios