REVUELTAS están las aguas dentro de Independientes Portuenses. Que digo yo, que cuando llega una época mala, lo mejor es unirse y trabajar codo con codo para lograr una pronta recuperación y preparar con buen rollito las próximas municipales. Desde que Hernán Díaz fuera suspendido para ejercer cargo público alguno (durante siete años), Moresco pasara al PP y la lista que IP presentara en las elecciones obtuviera solo cuatro representantes, está claro que el partido no levanta cabeza. Y eso que IP floreció allá por 1991 al presentar como credenciales el ser un partido local y unido frente a los nacionales que entonces estaban en constantes luchas internas.

A falta de casi tres años para los próximos comicios IP ya parece estar preparando la maquinaria electoral. De ahí que un grupo de militantes encabezados por el mandamás Hernán Díaz andan estos días revueltos solicitando la convocatoria, lo antes posible, de un comité ejecutivo para reestructurar los cargos actuales y de paso sustituir, si ganan, a Francisco Pérez como presidente del partido. Está claro que el gran jefe tiene ganas de estar en el ajo de nuevo y para empezar, y quizás soñar con su vuelta, nada mejor que poner al frente a Silvia Gómez, una mujer insistente, trabajadora y, sobre todo, fiel a su persona y a la causa desde que llegara al partido a finales de 1991. Me da la impresión que la apuesta de los militantes que apoyan la renovación de la cúpula actual optan también porque ella encabece el próximo cartel electoral. Ganas tiene y ha dicho en varias ocasiones que está preparada para el relevo, de hecho fue junto con Juan Gómez quien plantó cara al último alcalde y candidato, Fernando Gago, al que creo no ha perdonado su insistencia de no cederle el sitio amigablemente como Hillary Clinton con Obama. De todas formas, queda todavía mucho tiempo y durante el camino correrá mucha tinta, que no sangre, no solo en IP. Aplaudo que por lo menos este grupo haya elegido estas fechas tempranas para lavar la ropa sucia. Remontar el batacazo de las últimas elecciones es un papelón muy difícil y si hay alguien con interés claro y manifiesto en jugarse el tipo pues no estaría de más dejarle paso. Eso sí en las próximas se jugará el todo por el todo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios