De dos en dos

Javier Anso

¡Bienvenidos al nuevo curso!

¡Bienvenidos al nuevo curso 2010-2011, que está a punto de comenzar! En estos días, los centros educativos se están preparando para recibir del mejor modo posible a los alumnos, y para comenzar, junto con ellos y sus familias, un apasionante camino de diez meses. Por ese motivo, comienzo esta columna deseándonos a todos un buen curso 2010-2011.

Como es bien sabido, una de las claves principales de la educación es que exista sintonía, complicidad incluso, entre la familia y el centro educativo. Que los alumnos no padezcan la esquizofrenia de que en casa escuchen unas cosas, y en la escuela, otras.

Hablando de lo que debe suceder en las familias, José Antonio Marina decía que los hijos necesitan, básicamente, tres cosas: ternura, límites y comunicación. Que sepan que son queridos por sí mismos, y que ese amor que les tienen los padres no es algo que deben ganarse con su comportamiento, y que si son corregidos, es por su bien; que sepan que no todo es bueno ni posible, y que, por eso, debe haber en casa unas normas claras que hay que respetar (¿recuerdan la frase: "decir no a un hijo, es un modo de decirle, te quiero"?); y, finalmente, cercanía, escucha, tiempo dedicado a estar juntos, a disfrutar juntos.

Un Colegio no es una familia, pero, para educar, un Colegio necesita tener "espíritu de familia". Que exista un compromiso a tres bandas: docentes, alumnos y familias, para respetarse y educar entre todos. Un centro educativo no debe ser ni un aparcamiento de niños, ni un lugar donde prestan un servicio que, alumnos y familias, consumen como clientes. Por el contrario, debe ser un proyecto compartido del que todos se saben responsables. También la sociedad, por cierto, porque sigue siendo cierta la frase de la tradición judía ya citada por mí anteriormente: "El futuro del mundo pende del aliento de los niños que van a la escuela". También en este nuevo curso nos jugamos mucho. Por eso, repito mi deseo de que sea para todos un buen curso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios