La coalición de gobierno de PSOE y Unidas Podemos alcanza los 155 diputados. ¡155! ¿Acaso se puede pronunciar ese número sin referirnos al artículo constitucional? Llevamos dos años escuchando a los políticos hablar del 155 sí, el 155 no, el 155 quizás. Será la página de la Constitución más castigada, con el borde doblado de tanto buscarla. Incluso puede que esté rugosa, finuja, de haberse secado alguna lágrima. Imagino a Rivera pronunciando ese número en sueños al menos durante 155 noches. Al final invocó el 155, sí, pero uno bien diferente. Tanto que poco se hablará en ese Consejo de Ministros respaldado por 155 diputados de ese artículo porque solo su inscripción en el orden del día podría hacer saltar la coalición. Y ya que hablamos de números, 10 son los escaños que PSOE y UP han perdido en relación a abril, los mismos que tiene Cs y que podría darle la llave de la investidura, a no ser que pongan el 155 sobre la mesa, claro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios