Calle ancha

José Ramón del Río

Ayuntamiento a examen

EL alcalde González (a) Kichi y su partido se muestran muy orgullosos de su gestión en el Ayuntamiento de Cádiz. Su partido, hasta el punto que Pablo Iglesias, su líder, lo pone de ejemplo de eficacia y ahorro. Muchos gaditanos se sorprenden ante estos elogios, porque les parece que no ha hecho ninguna cosa que beneficie a la ciudad. La prueba del 9, de la opinión de la gente, son las elecciones. Desde las municipales no se ha vuelto a votar su gestión, pero sí que se han celebrado dos elecciones generales, en las que él no se presentaba, pero si su partido. En diciembre, el partido del alcalde no solo se mantuvo, sino que subió ligeramente en votos. Con la segunda vuelta de las generales, no ha ocurrido así. En Cádiz han perdido cuatro mil y pico de votos (- 5,05 %) pero esto no es exclusivo de aquí, porque allí donde gobiernan alcaldes de Podemos, la pérdida de votos ha sido generalizada. En Zaragoza una pérdida del 5,88 %; en Madrid del 5,05 % en la Coruña del 4,64 % y en Valencia del 4,43%.

Parece mentira que nuestro progresista alcalde muestre los tics de los viejos dictadores. Considera que existe un "complot de los cafés", en alusión a que los concejales de la oposición se reúnen y cambian estrategias a espaldas del equipo de gobierno. Porque por mucho que el alcalde presuma de su gestión, a todos los concernidos por ella no les parece tan elogiable. Así, los concejales del PSOE que le auparon a la alcaldía, están, sino arrepentidos, al menos frustrados. Acusarle en el debate del estado de la ciudad de "falta de compromiso social" y llamar "trilero" a su concejal de Hacienda, no son, precisamente, elogios. Tampoco los ciudadanos se muestran contentos con su gestión. Por lo pronto el debate comenzó con el desalojo de vecinos que interrumpían el Pleno, siguiendo los moldes de lo que ellos alentaban y propiciaban en el mandato del PP. Incluso los empleados municipales, como los de parques y jardines muestran su descontento con la actuación de los rectores del municipio. Aunque hemos visto lo poco fiables que son las encuestas, las hechas por medios de comunicación locales dan como resultado que los encuestados opinan en mayoría que la ciudad no ha avanzado, que está paralizada. Insiste el equipo de gobierno en la herencia recibida, con deudas originadas por grandes obras, sin beneficio y por publicidad de autobombo del anterior ayuntamiento. Pero que les falta capacidad de gestión, lo demuestra que, ni siquiera, consiguen aprobar un presupuesto.

Menos mal que para consuelo de los gaditanos después de seis largos y penosos años, se ha conseguido el ascenso a la segunda división.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios