La azotea

Joaquín / Benítez

Acojamos todos

ES época de demagogia. La lluvia de imágenes que nos han aportado las televisiones en los últimos días han destapado las ansias de todos por acoger. Acojamos todos. Ahora todo el mundo se brinda a acoger a los refugiados que huyen de la guerra. Pero, ojo, no olvidemos el significado del verbo "acoger": Proteger, amparar. Ahora no vale dejarles entrar por las puertas y dejarles seguir viviendo una pobreza que se agrava por el hecho de estar a miles de kilómetros de sus casas. Además, no es cuestión de solidaridad ni de ser más o menos buenos. Se trata de una obligación que tienen los estados a acoger a personas que huyen de la guerra y de la barbarie. Así que no es cuestión de levantar la mano para ofrecerse solidariamente a abrir puertas a los refugiados sino de asumir una obligación que viene impuesta, guste más o guste menos, por la propia normativa internacional. Así que sí o sí, acojamos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios