Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

Análisis

fernando faces

La tormenta política amenaza la recuperación

La recuperación se retrasa en medio de la tormenta política. Según la Airef, en el primer trimestre de 2021 habrá una contracción del -1,3% del PIB. Funcas predice una contracción entre el -0,5% y el -1%. En el inicio de 2021 los índices PMI sufrieron un retroceso indicativo de una caída en la actividad de la industria y de los servicios. El número de parados supera los cuatro millones y el de trabajadores en situación de ERTE sigue aumentando hasta los 900.000. Todo indica que la recuperación se retrasa hasta bien avanzado el segundo semestre. Las restricciones continúan y el proceso de vacunación está siendo más lento de lo esperado. Por fin se ha aprobado el paquete de ayudas a las empresas. Unas ayudas tardías e insuficientes. Estarán disponibles, para las empresas viables, a partir del mes de abril. Existen dudas sobre el proceso de distribución territorial y los criterios de selección de las empresas viables. Es irresponsable que la clase política introduzca incertidumbre, con actuaciones oportunistas y electoralistas e iniciativas espectaculares de crisis de gobierno, convocatorias electorales o mociones de censura en un escenario en el que la economía y el empleo debieran ser su primera y única prioridad. La política de la irresponsabilidad, del espectáculo, de los personalismos y de la desestabilización pueden poner en riesgo la recuperación económica y social. La desestabilización de la política territorial puede comprometer a la estabilidad nacional.

El avance de las vacunas y las perspectivas económicas necesitan ir acompañadas de estabilidad y certidumbre políticas. Condición necesaria para que la confianza sea el soporte del despegue del consumo, la inversión, las exportaciones y el turismo en el segundo semestre de 2021.Según el Banco de España la elevada tasa de ahorro del último año ha generado un alto stock de ahorro que se ha refugiado en depósitos bancarios. Una demanda embalsada que puede ser el soporte de una explosión del consumo y la inversión en el segundo semestre de 2021 o primer semestre de 2022. Una parte es ahorro forzoso, otra es ahorro precaución, ante la incertidumbre de la evolución del empleo. Para que esté ahorro precaución se convierta en consumo e inversión, los consumidores y empresarios necesitan certidumbre y confianza. Condición necesaria que no está cumpliendo un gobierno de coalición débil y contradictorio. La misión del Gobierno y de la clase política es solucionar problemas, no crearlos cuando el país está sufriendo la mayor crisis socioeconómica desde la guerra civil.

La única fuente de estabilidad y previsibilidad procede de nuestra pertenencia a la Unión Europea, afortunadamente. En la última reunión el Eurogrupo ha insistido en la necesidad de continuar con las medidas de apoyo fiscales y financieras hasta que la recuperación esté consolidada. La previsión es que a partir de 2021 la recuperación sea una realidad en la UE. El riesgo es que España se quede rezagada. De ser así la normalización de las condiciones monetarias, las subidas de los tipos de interés y el retorno de las reglas presupuestarias, ahora suspendidas, pueden pasar una altísima factura a España en términos de estancamiento y desempleo estructural durante años. No son tiempos de espectáculo, es el momento de la responsabilidad política.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios