Análisis

j.m. sánchez reyes

La suerte de ayer y de hoy

Hablamos muy a menudo, y de manera un tanto cursi, de las bandas sonoras de nuestra infancia. Músicas de nuestra época que nos acompañaban en la radio o en la tele. Una canción trillada o una sintonía de cualquier programa de la única televisión que teníamos. Pero entre todas ellas permítanme que elija, hoy precisamente, más que un temazo de aquellos años un soniquete machacón: el de los niños de San Ildefonso cantando las bolas del Sorteo de Navidad. Pocos sonidos me transportan a la infancia tanto como el de las cantarinas voces de los chiquillos y chiquillas. Hoy, de nuevo, oiré la monótona sucesón de cifras mientras recuerdo navidades entrañables de una casa de vecinos con todas sus puertas abiertas y una familia al completo (cómo añoro a mis abuelos), una madre riñéndome por tirar las figuras del Belén o una Misa del Gallo en La Mirandilla. Suerte para hoy. Yo la tuve y la tengo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios