¡Ha resucitado! Viva la vida y la esperanza

En este tiempo tan oscuro, las cofradías han sido luz en Cádiz y sal en nuestras vidas

Tras celebrar la Vigilia Pascual, hoy Domingo de Pascua Florida vivimos el día feliz en el que celebramos la Resurreción de Jesús el Nazareno, el Hijo de Dios. Y como presidente del Consejo de Hermanadades de Cádiz, en primer lugar quiero dar las gracias a mis hermanos cofrades.

Estoy muy orgulloso de vosotros, porque con un trabajo muy duro, en este tiempo tan oscuro que estamos viviendo, durante la Cuaresma y la Semana Santa habéis sido luz en Cádiz, habéis sido la sal en nuetras vidas, habéis sido el testimonio de que la Semana Santa no son solamente las salidas procesionales, sino algo más importante. Nuevamente habéis demostrado que cuando hay problemas, como este año, no pasa nada, los cofrades nos reinventamos y vivimos la Semana Santa de forma intensa de manera interna, espiritual, ofreciendo al pueblo de Cádiz la posibilidad de orar ante vuestras imágenes. Os habéis comprometido para ofrecer que si no se podía ver a nuestras sagradas imágenes en la calle, en vuestra liturgia exterior, sí lo podían ver como es habitual en vuestros templos, de manera más íntima.

Especialmente quiero agradecer el trabajo de los equipos de mayordomía de las hermandades que han dado el Do de pecho para crear altares inigualables en estilo y creatividad, acercándonos a Ellos para que pudiéramos charlar y orar más directamente con nuestros Titulares que son nuestro apoyo y que están siempre con nosotros.

Quiero dar las gracias al pueblo de Cádiz, que ha acudido tan numerosamente a los templos, por su fervor, su orden, responsabilidad y su colaboración. Dando un gran ejemplo de comportamiento pese a las dificultades de las normas que tenemos que cumplir.

Asimismo, quiero agradecer al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, y al resto de formaciones políticas que lo conforman, por la colaboración que hemos tenido en todos, incluso manteniendo la subvención finalista que se nos ha concedido, la cual esperamos que el año proximo no sólo se mantenga si no que sea incrementada, adheriéndome a las manifestaciones del hermano mayor de la Archicofradía del Ecce-Homo , que vino a refrendar los que pensamos.

Si tengo que resumir lo que ha significado la Semana Santa de 2021, lo haría diciendo que hemos vuelto a las esencias de lo que somos. Hemos tenido una gran Semana Santa con el dolor de no tener nuestros pasos en la calle. Esto me llena de esperanza para el año que viene, pues creo que esta Semana Santa ha servido para ser más auténticos como cristianos y cofrades, dándonos una fuerza que servirá para que, si Dios quiere, la Semana Santa de 2022 sea la de la Esperanza.

No quiero acabar sin acordame de todos aquellos que no han podido disfrutar de esta Semana Santa con nosotros, los que se han ido y los que estan sufriendo. Mi recuerdo y mi amor a todos ellos y recemos por la pronta recuperación y la salvación de las almas.

Sé que no tengo que deciros nada a ninguna junta de gobierno que ya estáis pensando que mañana lunes vais a seguir con vuestras obras solidarias, relizando formación o preparando actos culturales, y por supuesto pensando en qué tenéis que estrenar o restaurar en vuestra salida del 2022. Sólo deciros que la permanente del Consejo ha estado y estará a vuestro servicio. Feliz Pascua Florida a todos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios