Los hermanos Wan fueron dos jugadores que recoge Epaminondas en su libro "La historia inventada del Cádiz", ya retirado por orden judicial. Un capítulo reclamado por su falta de veracidad fue el de los hermanos gemelos Arístides y Efrain Wan, de origen chino que ficharon por el Cádiz.

Arístides era mayor, dos minutos de diferencia con Efrain, pero la afición les llamó Wan y Wanito. Wan era mucho mejor jugador. Más técnico, con mejor toque de balón y visión de juego. Wanito cumplía como jugador pero no destacaba.

En cierta ocasión expulsaron a Wan. No podría jugar el partido siguiente fuera de casa. Un encuentro que determinaría la posición del Cádiz en liga. El equipo rival se apresuró a advertir que no iba a consentir que cambiaran a los jugadores. Es decir, que no permitirían que el sancionado Wan jugara y se quedara en casa su hermano gemelo Wanito.

Llegó el día del partido. Wan, sancionado, no aparecía entre los convocados. Wanito fue titular. Pero Wanito jugaba como lo hacía Wan. Los mismos movimientos en la misma posición. De pronto tenía la misma habilidad con el balón. De pronto era un jugador brillante. El Cádiz ganó.

Cuando el equipo salía del estadio la directiva local se presentó con la policía. Pararon a Wanito. Allí mismo le tomaron las huellas digitales. No había duda. En verdad era Wanito.

El autobús del Cádiz puso rumbo a casa y al poco tiempo paró en la carretera. Según cuenta Epaminondas, dentro de uno de los baúles de material estaba escondido Wan. Había entrado en el estadio dentro del baúl. Salió para jugar y volvió a esconderse. Wanito permaneció oculto en el vestuario durante el partido. Como dice un proverbio chino: si el enemigo sabe dónde hay una trampa, ponle otra al lado y no la verá.

La plantilla del Cádiz disfrutará hoy de su última día de vacaciones, ya que está citada mañana en El Rosal para iniciar los entrenamientos con tiempo suficiente de cara al siguiente partido de Liga enelque se medirá al Almería B a domicilio el próximo 6 de enero.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios