Análisis

José Joaquín León

El fútbol, un negocio bajo control

En el fútbol de hoy, la clave es hacer bien los fichajes y reunir una plantilla competitiva

El fútbol de hoy no es como el de hace 50 años, ni siquiera como el de hace 25 años. Sin embargo, algunos aficionados se siguen comportando como si lo fuera, con ideas al margen de la realidad. El fútbol de hoy es un negocio. Pero las autoridades intentan que no sea un negocio donde se blanqueaba dinero, o donde adquirieron popularidad personajes como Jesús Gil y otros, que pasaron de la sección de deportes a la de tribunales. El fútbol de hoy está al servicio de la televisión. La Liga empieza el 17 de agosto para el Cádiz. Ese día, hace unos años, faltarían dos semanas para el Trofeo Carranza. Empieza la Liga en las fechas que interesan a las televisiones.

A lo anterior se añade el control de gastos y el fair play financiero. Al fútbol siguen llegando inversores raritos. También el Cádiz tuvo a Sinergy y al japonés de Gaga, relojes que por cierto anuncia Neymar. Algunos pensaron que venían a regalar cientos de millones.

Ahora el Cádiz está condicionado por las circunstancias de las bajas y las altas. No puede cerrar la plantilla, a poco más de una semana de que empiece la Liga. Pero eso también le pasa al Real Madrid, pongo por caso, que no ha fichado el recambio de Cristiano, mientras le ha surgido otra serpiente de verano con Modric.

En el fútbol profesional de hoy, tanto en Primera como en Segunda, todos quieren más. Para eso están losrepresentantes, que exigen mejoras de contratos o traspasos cuando un futbolista juega cinco partidos buenos seguidos, e intentan que cobre todo cuando fracasan. Esos condicionantes no se pueden ignorar. Al Cádiz le faltan varias bajas y varias altas. Pero cerrar una plantilla ideal será difícil.

Mantiene la base de la temporada anterior, hasta que se confirme la salida de Alvarito y/o Salvi. El regreso de Aketxe aporta ventajas para el balón parado. Es un recurso del fútbol (el Barcelona lo aprovecha con Messi), que el Cádiz tuvo en otros tiempos y se había perdido. Aketxe, aunque llegue cedido, es un ejemplo del jugador que interesa al Cádiz: viene con ganas de venir. Ya se aclimató nada más llegar en su anterior cesión, y prefiere estar aquí que en otros clubes donde no sabe si encajaría o no. Ejemplo a seguir para otros. Es mejor estar a gusto que a disgusto.

A falta de 11 días, el Cádiz que debute ante el Almería mantendrá la base de la temporada pasada y dispondrá de dos semanas más para cerrar la plantilla. Lo esencial es no equivocarse, para que supere a la de la temporada pasada. Hasta ahora vemos posiciones reforzadas (el centro del campo y la media punta, la zona de elaboración en general), mientras que lo peor resuelto parece el ataque. Es preciso apuntalar la zona de retaguardia, con un central, un lateral izquierdo… y un portero. Aparte de darle el voletío a los que no van a jugar con Álvaro Cervera.

En el fútbol de hoy, por esos condicionantes y controles, la clave no es tener muchos abonados, ni un presidente o mecenas multimillonario, sino hacer bien los fichajes y reunir una plantilla competitiva. Por esos detalles, clubes como el Huesca, el Leganés o el Eibar están en Primera, mientras el Deportivo de la Coruña, Las Palmas y Málaga descendieron, y el Zaragoza y Osasuna no ascendieron.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios