Análisis

José Joaquín León

Un equipo copero

Algunos que no juegan demostraron que son iguales o mejores que los titulares

Tras una eliminatoria como la de ayer siempre quedará la duda: ¿es mejor clasificarse y arriesgarse a lesiones en una competición que ya irá a doble vuelta?¿Es bueno seguir adelante? Pues sí, no hay que ser cenizos, cuanto más lejos mejor, y ya está el Cádiz más cerca de ganar la Copa del Rey. Es broma, claro, pero esta eliminatoria tuvo un matiz positivo. Y no tanto para el entrenador como para los jugadores. Algunos de los que no juegan demostraron que son iguales o incluso mejores quee los titulares. Si alguien sabe quiénes son los titulares, pues vamos partido a partido y depende. Aunque la Copa es diferente.

En este partido el Cádiz se clasificó con merecimiento. El marcador incluso se quedó corto para las oportunidades que crearon en la segunda parte. Después de un primer tiempo de contención y aguante, con cierta inercia dominadora del Zaragoza, lo mejor llegó tras el descanso. Manu Vallejo marcó un golazo y falló dos clamorosos. Por cierto que jugando en punta, como delantero.

Manu, en esa posición, parece más práctico que otros arietes que han fichado esta temporada. La lesión de Carrillo permitió que Cervera lo probara ahí. Es verdad que falló dos goles que se cantaban, en dos oportunidades para finiquitar el partido, igual que en Almendralejo. Pero en el gol acertó. Tras una asistencia excelente del lateral David Carmona.

Esa fue otra de las notas positivas del partido. La defensa tenía a Carmona y Brian en los laterales y a David Gil en la portería. Los tres estuvieron entre los triunfadores de la noche. Los laterales demostraron que no son peores que Correa y Matos, sino que probablemente hasta son mejores. El portero suplente se fue sin encajar y salvó el empate, con un paradón de reflejos en el minuto 80, que debe servir para darle confianza. Nunca se sabe lo que puede pasar en la portería.

La entrada de Garrido y Karim en el doble pìvote dio más consistencia. Ninguno está a tope, pero tampoco José Mari, que debería ser dosificado hasta que alcance la forma. En estos partidos de Copa, como ya pasó la temporada pasada, hay sorpresas y se ve que otras alineaciones son posibles. Probablemente, hasta darían mejores resultados. La temporada pasada, en el partido de Copa ante el Betis, se vio un Cádiz enorme, con un Aitor que demostró su mejor nivel, como esta temporada en el Majadahonda. A veces son alegrías que no sirven para nada, si hay quien sigue erre que erre.

También se vio que Jairo es lo más parecido a Alvarito que ha quedado en esta plantilla. Manu no es un extremo como los que le gustan a Cervera, sino que hay que reposarlo más, sin machacarlo arriba y abajo. Asimismo interesaría recuperar a Salvi, al que le dio otra jornada de descanso.

El Zaragoza no se encuentra en su mejor momento. Aún así, el Cádiz venía de sumar un solo punto ante el Nastic y de perder con el Extremadura, dos de los peores equipos de la Liga 1/2/3. Por lo cual este triunfo le debe dar moral, si bien relativizada. El Cádiz sigue siendo un equipo copero. Tal vez porque ahuyentan sus fantasmas y juegan más relajados. A ratos parecía otro equipo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios