Análisis

enrique montiel

Las ensaladillas

Se incluye una partida de 100.000 euros para armonizar la estética de terrazas de RealSon un ejemplo, o luchan o se tienen que ir con el petate y la licencia a otros horizontes

Nos reíamos ayer Lolo Picardo, Roberto Sánchez y yo, con la "mano" que tiene el hombre de la Venta de Vargas eligiendo fecha para las cosas que organiza en su Asihtur. Porque caía agua "de lo lindo" en la inauguración de lo que han llamado Ensaladilla en Ruta, vamos que los toldos debía de achicarse para que no se les cayeran a la gente encima con el peso del agua. Como en otras inauguraciones de estos emprendedores valientes e ilusionados. Pero vamos, eso fue el viernes. Ayer ya había un hermoso sol de junio en La Isla y muchos hicieron la ruta y probaron las distintas ensaladillas de los asociados en Asihtur. Yo las probé bajo la lluvia, bueno, unas pocas, imposible probarlas todas, eran más de veinte. Desde las clásicas -Los Gallegos, la propia Venta de Vargas- hasta las más elaboradas y distintas. O sea, un abanico abierto para probar la delicia clásica del tapeo de toda la vida de San Fernando.

La vida sigue, pues. Digo Asihtur, los restauradores y hosteleros. Son un ejemplo, o luchan o se tienen que ir con el petate y la licencia a otros horizontes que no son el suyo, esta ciudad que tanto amamos todos. Digo que en el puente del buque hay cabezas pensantes y directoras. Que quieren poner a la ciudad en el circuito del progreso, de ocio y la prosperidad elemental que consiste en que haya trabajo y se conozca la cocina isleña, en este caso a través de las ensaladillas y en otros a través de los esteros y salinas, y en otros…

E pur si muove, y sin embargo se mueve, dicen que dijo Galileo Galilei ante el tribunal de la Santa Inquisición luego de abjurar de su doctrina heliocéntrica dos minutos antes de que lo quemaran vivo en una hoguera "por hereje". Por pensar que el sol estaba parado en medio del universo y era la Tierra y los otros planetas los que giraban a su alrededor. De eso hablamos. Asihtur lo dice con los hechos. El sol aquí es la metáfora del futuro de la ciudad, de que la ciudad tiene futuro, de que somos de aquí y queremos futuro para el de aquí que somos. Porque recordamos que hubo otros días y nos merecemos este futuro necesario. Con la ensaladilla, qué cosa tan curiosa y elemental. La entonces única, "con picos gordos", y hoy deconstruida por el ingenio y la inteligencia de los buenos cocineros y creadores de San Fernando.

Coincide con la Feria del Libro y el buen tiempo surgido el sábado. Libros y ensaladillas en nuestras plazas, en nuestros restaurantes y bares, en las agradables terrazas de las calles isleñas. Hay siempre un futuro optimista si así se desea y se lucha por él. Como lo hace Asihtur.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios