Ya tengo el arma secreta descubierta: la clave para acabar con el Carnaval de Cádiz es Sevilla.

Sevilla ha empezado a hundir el Carnaval y yo la voy a ayudar en lo posible. Empezaron viniendo los catetos de La Rinconada o El Coronil en sus autocares para la cabalgata, con sus bolsos llenos de filetes empanados y tortillas camperas. No gastan un duro y traen hasta el papel higiénico.

Luego empezaron a venir las comparsas y chirigotas. Con el Canijo, Cadaval y demás infiltrados. Llegan aquí y se ponen púos pero luego vete a Sevilla en feria a la caseta del Moranco, Soto o el tal Canijo: ni te dejan entrar.

Ahora llega la Diputación de Sevilla, y como allí no son tontos, dicen que van a hacer un concurso solo para agrupaciones sevillanas ¿Y quien sale en la propaganda? El tal Canijo en una de sus creaciones.

Igual que han borrado del mapa la Semana Santa de Cádiz, con los capillitas queriendo procesiones por la tarde para coger la autopista e irse a ver la madrugada en Sevilla, con el Carnaval pasará igual.

Y como los miarmas son de tan mal perder -véase Sevilla- Betis- ya se están viniendo arriba y se molestan porque no pasan a cuartos de final y le protestan al jurado. Ya están enfangando el concurso y además en toda tu cara.

Me alegro que vengan desde más allá de la Venta el Paisano a cargarse esto. Pero cuidado sevillitas, que el enemigo gadita no es manco.

De momento ya se han cascado la I Bizcochada Popular Carnavalesca.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios