Análisis

José guerrero 'yuyu'

Vuelta a la normalidad

El cholismo se impone en esta jungla de calidad futbolera: partido a partido

No hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista, dice el sabio refranero español. Y en el caso del fútbol, también se cumple. Tres victorias consecutivas (dos en liga y una en Copa) han bastado para devolver la ilusión al cadismo. Y los dos triunfos ligueros tienen más mérito si cabe, por haber comenzado perdiendo y terminar remontando. En el caso del Elche, de manera espectacular, aunque Álvaro Cervera piense que el 5-1 no es real. El entrenador cadista no es partidario de este tipo de "vaivenes" en liga y apunta a la suerte (o que todo te sale bien) como determinante para el marcador final. Posiblemente todos cambiaríamos el 5-1 por un 2-1 y dejar los otros tres goles para tres partidos ganado por 1-0, pero en el fútbol las cosas no siempre salen como uno quiere.

Lo que más me ha gustado de Cervera es su capacidad critica en los momentos de euforia. Criticar (aunque sea para mejorar) en la derrota es fácil. Lo complicado es mantener los pies en el suelo cuando los demás flotamos. Lo difícil es encontrar errores en los momentos de éxito. Y en ese aspecto lo borda el míster. Y quizás esa sea una de las claves del éxito de estas ultimas dos temporadas. Y quien sabe si habrá una tercera y pueda incluso ser esta misma.

Hablando de refranes, dicen que la historia se repite. Y el Cádiz está calcando, por ahora, el guión de la pasada temporada. Tras caer a puestos de descenso se inició una remontada que no llegó a puerto por la lamentable segunda vuelta. ¿Y qué nos espera en esta?. Pues seguir repitiendo guión. Pasito a pasito. Primero conseguir los 50 puntos y luego ya veremos. Si todos los años (no conviene olvidar nunca los infiernos deportivos que hemos vivido) la permanencia tiene mérito, esta temporada tiene un sabor especial. Hay que valorar en su justa media el nivel de los rivales de esta Segunda División y aprender y asimilar que no todos los años se puede pretender luchar por el ascenso. Más que pretenderlo, que es licito y encomiable, lo que no se puede es conseguirlo.

El cholismo se impone en esta jungla de calidad futbolera: partido a partido. Y cuando nos cabreamos por vernos debajo del todo, el fútbol nos recuerda que en esta división te bastan dos victorias seguidas para volver a respirar tranquilos y a soñar con todo. Así que paciencia, que se ha demostrado que este equipo tiene calidad y banquillo para todo. Otro cantar es que las cosas salgan como queremos.

Y sobre la polémica de la renovación de Salvi y tal, permítanme un consejo: a los jugadores no hay que tomarlos ni a bien ni a mal. El problema es nuestro por creernos que todos los que juegan en nuestro club lo quieren tanto como los que llenan las gradas. Craso error. Los futbolistas son profesionales y cada cual que pida por esa boca lo que crea oportuno. Lo único que se le es exige es que den el cien por cien mientras vistan esta camiseta. Y luego, si están contentos que se queden y si están molestos que se vayan. Lo importante ahora es sumar de tres en tres. No hay más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios