Análisis

José guerrero 'yuyu'

Soplos de vida

Con la renovación de Cordero se afianza la parcela deportiva, más vital que la directiva

Ea, pues dos victorias seguidas y ya nadie se acuerda de la mala racha. Y sobre todo, por si los resultados fueran poco argumento, el Cádiz lo bordó en la primera parte ante el Reus. Si el equipo pudiera jugar así toda la temporada otro gallo nos cantaría. Pero como bien dice el entrenador, no se juega así cuando se quiere sino cuando se puede. Primera parte de ensueño y demasiados nervios al final, que no hicieron justicia al marcador, que debió ser más holgado. Pero bueno, tres puntitos más que nos vuelven a enchufar. Y hoy toca visita a uno de los campos malditos para los amarillos. Casi 49 años hace de nuestro último triunfo allí, cuando Hércules tenía dos gatos en el escudo. Iba a decir que ya ha llovido pero es que últimamente… ni eso. 14 derrotas en 17 visitas al Molinón lo dicen todo. Campo sangangui pero, oye, nunca es tarde para romper con las estadísticas. El rival no pasa por sus mejores momentos, pero sigue siendo un histórico y está metido arriba. Lo malo es que tiene necesidad de volver a ganar en casa. Pero miren ustedes, la Segunda División nos sigue diciendo que mirar nombres, posiciones y estadísticas es para nada.

La semana pasada, sin ir más lejos, el colista de la categoría (el Sevilla Atlético) con ningún partido ganado de 13 disputados, se pega la machada y vence en casa del líder en ese momento, el Granada. Así que hacer cuentas es inútil. Aquí te puede sorprender el más torpe y a la semana siguiente le pasas por encima a uno de los gallitos de la categoría. Así que tengo que darle la razón una vez más a Álvaro Cervera, al no volverse loco ni en las duras ni en las maduras. Lo que hay es lo que hay, un equipo con un estilo de juego que sale a relucir cuando el rival y las condiciones de los partidos así lo permiten. Hacer estudios cabalísticos no sirve de nada. 14 jornadas disputadas y estamos a 3 puntos de los puestos de play off y a 5 del descenso. Mejor entonces seguir partido a partido y luego dios dirá. El objetivo sigue siendo la permanencia. La Segunda División es un seguro de vida para el club. Hay taquilla, televisión y buen rollo en las gradas. En los despachos no se puede decir lo mismo. Pina y Vizcaíno siguen con sus cosas y si esto no pinta bien estando donde estamos, imaginen si se volviera al pozo. No nombremos a la bicha, pero es bueno tenerla en mente para saber a donde no tenemos que volver jamás.

Con la renovación de Juan Carlos Cordero como director Deportivo se afianza la parcela deportiva, que hoy en día se me antoja mucho más vital que la directiva. La gestión de un club es importante, claro que sí, pero lo que te salva o te mata son los goles. Si la pelota no entra no sirve de nada una gestión impecable y, sin embargo, una gestión catastrófica se puede salvar si los delanteros aciertan mandando el balón a la red. Así que lo mejor es no mirar a los despachos. Ojalá se arreglen los mandamases pero mientras tanto sigamos viendo puerta, que es la mejor garantía de salud para un club. Más nos vale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios