En el tiempo he procurado contestar, mantener y en cierta forma tratar de solucionar con gestos y acciones, entre mis líneas de palabras y el propio verbo, la onírica de nuestra cultura que se convertirán en verdadero impulso empresarial y a la vez reeducarnos en 'Industrias emergentes en nuestra provincia'.

Nace un nuevo Premio: Dr. Luis Gonzalo, a la trayectoria en la investigación Artística, Científica y del Diseño. 2016.

Cuánto tiempo sin saber dónde se encuentran aquellas enseñanzas, la libertad de la composición, el resurgir de la creatividad y la democrática decisión de objetivos que no se alcanzan. Pues todo es pedagogía. Las empresas gaditanas, la propia industria, deben aportar frescura en el trazo, ritmo en la composición, dialéctica entre sus líneas, mensaje entre el verso de la estética, participación en consejos y sueños…, piano con notas íntimas por la ternura ancestral de la música.

Esta es la misión de este Premio, base fundamental, de la Fundación que llevará dicho nombre y que está en sus últimos pasos dentro de los Estatutos.

Hay que encontrar el camino, la elección democrática de objetivos, participación en los programas, analizar aportaciones necesarias en estos tiempos de fusión constante con la sociedad que convive con nosotros. Estas palabras hacen que se vislumbre en estos momentos una reflexión sobre la cultura que nos rodea. Considero el relanzamiento de la propia generosidad cultural como base profunda y metodológica en el buen hacer.

Debemos entrar en el campo de la investigación y aplicar los medios suficientes para no estancarnos en el día a día.

Este primer premio, se le ha concedido a Juan Carlos Ferreiro López, Cádiz, profesor de la Escuela de Música del Colegio de San Felipe Neri (Marianistas), por su dedicación entre la aptitud y actitud pedagógica en el relanzamiento de nuevas formas de hacer música.

Autor de muchísimas obras que relanzan nuevas expectativas entre la onírica del pensamiento y el buen hacer entre el alumnado. Considero que el silencio en la sencillez de la obra bien hecha, debe de ser premiada entre las bambalinas de nuestros deseos de expandir la propia creatividad.

No podemos sumergirnos de nuevo, la espera ha sido larga, sueños de un arte para el siglo XXI. Unas enseñanzas que brinden a la sociedad a la Provincia, emprender el ámbito de la Industria cultural creativa pasos necesarios para que la rentabilidad sea real en todos sus ámbitos, pedagógicos y económicos.

Estos premios, cada año, serán dados en diferentes localidades de nuestra Provincia, y fuera de ella. En el 2017, se le concederá a un Jerezano o Institución en un acto, donde se presentará por primera vez la Patente Cerámica con la integración de los Vinos del Marco de Jerez. (Nacional e internacionalmente).

Las Fundación, en sus primeros pasos, deberá ser considerada como sector clave en la investigación Artística, Científica y del Diseño. Un verdadero mecenazgo. "Anhelemos, concibamos y juntos construyamos el nuevo edificio del futuro, que dará cabida a todo -a la arquitectura, a la ingeniería, a la escultura y a la pintura- en una sola entidad,…" dice Walter Gropius.

Juan Carlos Ferreiro López, hombre conocedor de sus notas musicales que abren con la sencillez de verdadero investigador, nuevos caminos, sensibles de obras literarias interpretadas sobre la poética de una simple "tonada".

Premio, un camino que comienza y unas expectativas generosas desde un mecenazgo, una Fundación gaditana que se gesta con experiencias plásticas y aportación a las industrias emergentes de nuestra bahía, campiña y la sierra gaditana. Una Fundación con más de 1500 obras, entre el Diseño Industrial y la plasticidad del Arte, repartidas entre la Universidad gaditana y extranjeras, Reales Academias de Bellas Artes, Excmos. Ayuntamientos, entidades privadas y públicas, etc.

Resurgir, entre las enseñanzas del propio Renacimiento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios