Ha sido, y sigue siendo, su obsesión: convertir la Escuela en un lugar sospechoso. Un sitio depravado donde, según el dirigente de Vox -Francisco Serrano- "dementes comisarias políticas de género inculcan su veneno de odio, irracionalidad e inmoralidad".

Está el debate del pin parental, tan manoseado estos últimos días. Un veto de los padres a que sus hijos asistan a clases con contenido sobre educa-ción y diversidad sexual.

Y, claro, sobre los colegios se cierne la sospecha. Pérfidos profesores adiestrando a niños con diabólicas y pervertidas prácticas. El mal en estado pu-ro.

¡En la Escuela se adoctrina!, se desgañitan. Y hay que tenerla de ce-mento para recurrir a esto. Adoctrinar es lo que ellos llevan haciendo siglos, usando las aulas para sus propios fines, a mitad de camino entre el proselitis-mo y lo económico. ¿Qué es adoctrinar?, dices, mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Y tú me lo preguntas? Adoctrinamiento… eres tú.

Adoctrinar es aleccionar en ausencia de pensamiento lógico hasta al-canzar las más oscuras profundidades del fanatismo. Así, tras la clase de Bio-logía, donde se ha explicado, qué sé yo, el ADN o el funcionamiento de la neu-rona, el alumnado es instruido en las verdades pétreas y dogmáticas de un li-bro sagrado, donde las serpientes hablan, la gente vuela o resucita, o palomos dejan embarazadas a vírgenes que ya habían tenido relaciones… Y es en esto en lo que debe creer el alumnado, esa es la verdad, su verdad, su doctrinaria verdad.

O llevar a los niños y niñas, tras la clase de Filosofía, a besar la reliquia del Beato Diego José de Cádiz, un fraile anacrónico e intransigente que era un fósil ya en su época.

Pero lo que más sorprende es que pongan por delante la palabra "liber-tad" para promover una censura paternal en la Escuela. Y ojo, cuando estos pronuncian la palabra "libertad", vigila tu cartera. Porque quizá con esto estén fomentando la seguridad servil, la serena tranquilidad de los colegios privados, donde no se adoctrina ni nada, ni existen esas "dementes comisarias políti-cas"…

Y si quieren hacer algo por la Escuela, impulsen mejoras materiales, aumenten dotaciones o incrementen recursos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios