Nasobuco es el nombre que se da en Cuba a las mascarillas de protección frente al coronavirus. Sin llevarlo no puedes salir a la calle porque, aun no siendo obligatorio su uso, sin él no podrás entrar en ninguna tienda a comprar comida, ni montarte en ningún transporte.

No todos los nasobucos son iguales. Si bien la mayoría son los clásicos de color verde hospitalario, los hay también de varios modelos y colores. Ello se debe a que muchas de esas mascarillas son de fabricación casera. Además de los cientos de miles que se han producido en fábricas estatales y talleres particulares, se ha invitado a que los ciudadanos produzcan sus propios nasobucos. De ahí, su variedad. Y de ahí, sobre todo, que no estén faltando. En la televisión te explican cómo hacerlo, indicándote las medidas e invitándote a utilizar cualquier trozo de tela que tengas a mano.

Por lo demás, las medidas de precaución en Cuba son comunes a las de los demás países. "Quédate en casa" es el lema que se repite una y otra vez, y es a lo que te invitan personajes populares del país -actores, deportistas, cantantes, etc.- en la televisión.

Quedarse en casa no es fácil, como todos hemos podido comprobar. "O nos queremos más, o nos matamos", me decía un amigo hablando de su propia experiencia: vive con su madre, su hermano y la novia de éste, en un piso de reducidas dimensiones. Estamos siendo invitados a aprender mucho y en poco tiempo, sobre nosotros mismos.

Cuando esto termine y podamos salir a la calle, ¿qué mundo encontraremos ahí fuera? Y el mundo, ¿cómo nos encontrará a nosotros? Estos días me han venido a la cabeza las palabras del gaucho Martín Fierro: "Saber el hombre guardarse es la gran sabiduría". Sigamos el consejo. Aprovechemos la reclusión forzada para salir de ella más fuertes y mejores; más unidos los unos a los otros; más solidarios y responsables. Si lo logramos, y a pesar de las terribles cifras de enfermos y fallecidos, al final seremos nosotros los vencedores y no el virus.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios