Educación Un gaditano consigue la devolución del dinero de un máster contratado que no cumplía las expectativas

Atresmedia ha estrenado con buenos resultados de audiencia los dos primeros capítulos de Veneno, uno de esos contenidos que no pueden dejar a nadie en la indiferencia. Pero es una ficción concebida para el pago, es decir, para la especialización, por lo que no saldrá de Atresplayer Premium aunque de buena gana los directivos la probarían a emitirla completa en abierto. No iban a concluir todos los espectadores en línea pero anotaría por encima de otras ficciones de focos y guiones mascados y pensadas para un público más generalista.

Veneno, con su repercusión en abierto, ha sido una sorpresa similar a la de Mujer, el serial turco que probaba en Antena 3 durante un par de noches de verano y que se ha instalado en el prime time rindiendo por encima de productos carísimos. El análisis facilón reportaría la típica y ya añeja frase de "algo está cambiando en el consumo de series". Pero es que algo se fue removiendo desde hace un decenio y las series en abierto se producen, se consumen y se atienden de otra manera. Lo que es asombroso es que con tramas esquemáticas e inyectando sentimientos sobre personajes trazados en síntesis se consigue aún el interés de un público mayoritario.

La sorpresa de Veneno radica en que su personaje y todo su contexto es oscuro y complejo, no apto para seguir con toda la familia, pero consigue atrapar a un espectador medio que, de todas formas, conoce a la protagonista y al entorno histórico y social que la cubre.

Sus creadores, Los Javis, aportan además valor añadido: un plus de tratamiento fiel, de cuidado por contar entre párrafos, por homenajear y por retratar personajes y momentos colaterales de lo vivido por La Veneno. Cristina Ortiz agranda su símbolo y mito aunque tal vez haya figuras como Bibiana Fernández más ejemplares, más interesantes, aunque no vivieran el sufrimiento extremo y el declive de la almeriense.

Los Javis tienen mundo propio, una expresión diferente, y es lo que confirma Veneno. Una serie apta por exigencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios