C UANDO se habla de Alineación Indebida se refiere a un jugador que está en el campo y cuya presencia no debía ocurrir. Hace unos años el Cádiz superó una eliminatoria de Copa por una Alineación Indebida del Real Madrid.

Este artículo habla de la Frustración, algo que suele ocurrir entre los jugadores de fútbol base. Solo uno de cada varios miles llega a ser profesional. Jóvenes que, según van pasando los años, ven cómo sus sueños se complican. Es una frustración progresiva, consciente y que se va asumiendo.

Padres y madres nos alegramos de los éxitos de nuestros hijos e hijas, incluso más que ellos, y nos duelen sus frustraciones también más que a ellos. Pero ciertas actitudes no son adecuadas.

En alguna ocasión aparece una frustración de padres y madres que está fuera de lugar. Se trata de una Frustración Indebida. Cuando la actitud sobreprotectora lo que oculta en realidad es la frustración de no llegar a ser padre o madre de un jugador famoso. Una frustración egoísta.

Entonces se busca a un responsable, que suele ser el último entrenador de los hijos, ya terminando la categoría juvenil, como si precisamente ese fuera el año en el que ese jugador iba a destacar y a ser llamado para un contrato profesional.

Una persona, cuando cumple los dieciocho años obtiene la mayoría de edad con todas sus consecuencias. No hay lugar a la Frustración Indebida, lo que sí existe es la certeza de que con esa edad podrá ir a la cárcel si es condenado por algún delito grave. Hay que dejar que los niños y las niñas sean felices y se formen en valores para que, cuando tengan la edad de futbolista juvenil, estén preparados para convertirse en ciudadanos integrados en la sociedad, sin sufrir las frustraciones indebidas de nadie.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios