Muere Jesús Quintero Cuando una chirigota del Carnaval de Cádiz se disfrazó del Loco de la Colina

Análisis

Dr. bartolomé beltrán

Enfermedades autoinmunes sistémicas

Las Enfermedades Autoinmunes Sistémica (EAS) son un conjunto de patologías poco frecuentes y de causa desconocida. Para saber más sobre ellas acude a ¿Qué me pasa doctor? el doctor José María Álvaro-Gracia, Presidente de la Sociedad Española de Reumatología. Me comenta que una de las más incapacitantes es la artritis reumatoide. De hecho, si no se controla acaba dañando los huesos, ligamentos y tendones de las articulaciones hasta deformarlas e incluso puede afectar a otros órganos internos como el corazón, el pulmón o el riñón. En España 300.000 personas padecen esta enfermedad y cada año aparecen 20.000 nuevos casos, sobre todo en mujeres de entre 45 y 55 años. La detección precoz sigue siendo muy importante para un buen control de esta enfermedad, ya que en la actualidad sólo una de cada tres personas con artritis sabe manejar bien su enfermedad.

Otra de las EAS que cada vez se diagnostican más casos en nuestro país y de forma precoz es el lupus. Se trata de una patología que se puede presentar a cualquier edad, pero lo más frecuente es que se inicie en la juventud. Hablamos de una enfermedad inflamatoria crónica, que se manifiesta alternando periodos de actividad, con otros de remisión. El lupus eritematoso es además, una enfermedad sistémica, ya que puede afectar a muchos órganos: piel, articulaciones, riñones, corazón, pulmones..., pero la mitad de los pacientes tienen afectación casi exclusiva de la piel y las articulaciones. Cada persona tiene un patrón diferente de la enfermedad, lo que en ocasiones dificulta el diagnóstico. Aunque menos conocida pero no por ello menos importante es la vasculitis, una inflamación de los vasos sanguíneos que ocurre cuando el sistema inmunitario ataca a estos por error. Se debe a una infección, un medicamento u otra enfermedad aunque a menudo puede estar relacionada con la genética. Esta patología puede afectar a arterias, venas y capilares y aunque los síntomas varían suelen incluir fiebre, inflamación, dolor de cabeza, fatiga y pérdida de peso.

Las complicaciones de la vasculitis dependen del tipo y la gravedad de la afección. Puede dañar los órganos, obstruir el flujo sanguíneo, debilitar el sistema inmunitario por el consumo de algún medicamento o incluso deteriorar la visión. Los posibles desencadenantes de esta reacción del sistema inmunitario son infecciones, como la hepatitis B y C, los trastornos inmunitarios, los cánceres de la sangre y las enfermedades del sistema inmunitario, como artritis reumatoide o el lupus.

Finalmente, otra de las EAS que merma la calidad de vida de los que la padecen es la polimiositis. Como esta patología causa debilidad muscular, sufrirla puede dificultar la capacidad para subir escaleras, pararse después de estar sentado, levantar objetos o alcanzar lugares que estén por encima de la cabeza. El riesgo de padecerla es mayor si tienes lupus, artritis reumatoide, esclerodermia o el síndrome de Sjögren y suele afectar a adultos de entre 30 y 50 años y sobre todo a mujeres. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios