Análisis

enrique Montiel

Dime, alcaldesa

Si no fuéramos buenos los vecinos, digo tan prudentes o cobardes, habría manifestaciones

Dime, Alcaldesa, qué puedo hacer por ti, digo por este embrollo que has heredado de Antonio Moreno, Manuel de Bernardo, López Gil, Pedemonte, Gaspar Zarrías y a saber cuántos otros. Es evidente que, en tu piel, yo haría casi lo mismo que estás haciendo: silencio y prudencia. Pero así va a llegar un día en que te anegue. Te sumerja. Te hunda. Porque si no fuéramos tan buenos los vecinos, digo tan prudentes o cobardes, tan silenciosos y pusilánimes, habría manifestaciones. Es que son 200 millones de euros (momento, saco la calculadora: 33.200 millones de pesetas). ¿Para un fiasco? ¿Para el beneficio de las empresas que han estado años haciendo la obra y volviéndola a hacer? ¿Para la puñeta que han hecho al comercio de la calle Real? ¿Para el tráfico inadaptado por esta obra que divide en dos la ciudad? ¿Y todo para que llegue ahora Adif y diga que a Cádiz por la vía del tren no puede llegar por, qué sé yo, qué razones técnicas? ¿No se sabía antes? ¿Estaba prevista esta duración de la obra, estos inconvenientes en forma de subestación eléctrica, lo de Adif, todo esto que está pasando y con lo que te estás viendo obligada a lidiar, hasta ahora como lo estás haciendo, con esta prudencia elegante pero hasta cuándo, cómo en el futuro? Si no llega el tren a Cádiz -nos dicen- no será rentable y, por tanto, inviable. ¿Además hay ilegalidades? Ya no se me ocurre cuántas normas se han incumplido o no se han cumplido adecuadamente. Y viene lo que viene: retrasos, más retrasos (que es la especialidad política de Fernando López Gil, quién nos lo hubiera dicho cuando era un joven que nos convencía de traer un nuevo modo de hacer política, una cartera llena de proyectos para el futuro de la ciudad). Por eso te digo, alcaldesa, qué puedo hacer por ti, por este problema que has heredado. No sé por qué pienso que ahora llega otro momento de unidad de las fuerzas políticas, de los movimientos vecinales, de las instituciones, de los vecinos. Tenemos que defendernos de este callejón sin salida del tranvía de Chiclana a Cádiz por la calle Real. ¿Lo pedirás? El acuerdo, digo. Llamarás a consulta, siquiera discretamente, a todos, uno por uno, para contarle la verdad del tranvía, la verdad que tú sabes, claro, que debe ser la verdad verdadera. Es que esa verdad silenciaría a todo lo que circula por los mentideros de La Isla, alguna de cuyas cosas no te gustaría oír ni que te dijeran en la cara. Como lo qué ocurrirá si desde Europa (como se suele decir) nos piden las cuentas. Bueno, se la piden a la Junta de Andalucía, de la que es delegado del Gobierno en Cádiz Fernando López Gil, uno de los más activos partidarios del tranvía por la calle Real, ¿recuerdas?

Pues era eso, dime qué podemos hacer, alcaldesa, porque seguro estoy de que estás persuadida de que algo hay que hacer, ¿no? Y además con cierta urgencia…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios