DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

E STAMOS en plena desescalada, y el historiador griego Epaminondas dice que hay cosas que no entiende. Se llama desescalada porque el virus incrementó el número de contagios hasta que llegó un momento en que esa curva ascendente comenzó a decrecer. Íbamos subiendo en cuanto a contagiados y ahora el número de personas afectadas va cuesta abajo afortunadamente. Entonces, opina Epaminondas, estamos como el que baja en el ascensor, y habría que contar las fases en plan cuenta atrás: fase 5, fase 4 y así hasta la fase 0. Eso sí que sería una desescalada.

Otra cosa que no entiende es que se reanude la liga. Epaminondas quiere que suba el Cádiz, como todo cadista, pero no está de acuerdo con el tema de los test sobre el virus que deben hacerse las plantillas y técnicos de todos los equipos.

Durante el confinamiento se ha repetido que los test escasean. Que de los fiables hay pocos y son caros. No se trata de que haya dinero en el fútbol para pagarlos, sino que se trata de un tema de prioridades.

Los test deben ser primero para el personal sanitario. Han muerto muchos en el ejercicio de su trabajo. Deben ser una prioridad para que puedan curar a los demás. En segundo lugar, los test deben ser para los enfermos. Sin saber el diagnóstico es más difícil aplicar el tratamiento adecuado. En tercer lugar, los test deben ser para las personas de riesgo. Las más propensas a enfermar. Se habrían evitado problemas en residencias de ancianos y en otros lugares donde hay una alta concentración de población vulnerable.

Que estas personas no tengan acceso a test cuando sus vidas peligran, y que a través de intereses del fútbol se pongan a disposición de los jugadores, es dar prioridad a algo que no debe tenerla en este momento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios