Canción de autor

Moy Gomar, de vuelta al escenario del Pay Pay

  • El ganador de la pasada edición del concurso del café teatro actúa mañana en Cádiz

"Voy a comprarme una pistola de verdad, para matar el tiempo". Sólo le bastó con cantarlo una sola vez para que el público coreara el estribillo. Ocurrió hace unos meses, en el café teatro Pay Pay cuando el murciano Moy Gomar, que llegó sin clá que lo apoyara, hizo su primer pase por el Concurso de Cantautores del Café Teatro Pay Pay. Al terminar su actuación ganó el salvoconducto a la final, que conquistaría, y un buen puñado de seguidores y amigos. Muchos de los primeros y algunos de los segundos lo esperan mañana en el mismo lugar donde lo escucharon por primera vez.

Y es que en el concierto que la noche del 12 de octubre protagoniza en la sala de la calle Silencio, el cantautor flamenco (así se autodenomina) no estará solo ya que lo han querido acompañar algunos artistas invitados como Milián Oneto, Brenda García, Ale Sambruno (ganador del segundo premio del certamen) y Geni Cheza, entre otros.

Al margen del apoyo de estos músicos y compañeros, el concierto de Moy Gomar tiene como principal aliciente escuchar y disfrutar de este intérprete y compositor en directo que, a buen seguro, no dejará indiferente a ningún espectador. Punzante en sus letras, tan irónicas como reflexivas, el músico murciano tiene además la capacidad de manejarse con maestría en el tú a tú con el público, con el que no duda entablar un diálogo cercano y divertido.

Moy Gomar, natural de una pequeña aldea llamada El Reloid, tuvo un temprano primer contacto con la música, con sólo 5 o 6 años cuando descubrió la guitarra de su padre. A los 14 años comenzó a pisar los escenarios en solitario para después formar sus primeros grupos de versiones en la adolescencia. Tras formar un tributo a Joaquín Sabina, ya en 2009 empezó su carrera como Moy Gomar. En 2013 presentó su primer disco No he perdío el tiempo, con el que emprendió una gira por todo el país, mientras que el pasado año publicó su Moytopía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios