Cultura

"Si no hay imprevistos, concluiremos los primeros meses del próximo año"

  • El proyecto del sevillano, que se encuentra en su primera fase de ejecución, permite compatibilizar la pervivencia de los edificios existentes sobre el Teatro y la puesta en valor de los restos del coliseo gaditano

Su proyecto es la vía para lograr la convivencia entre la puesta en valor del Teatro Romano y el desarrollo habitual de la vida en el Barrio del Pópulo. Así, cuando la propuesta del arquitecto Emilio Yanes llegó a manos de la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, Yolanda Peinado, no le quedó "ninguna duda de que teníamos que ir a Sevilla a defenderla" porque "por ella pasaba el futuro del Teatro". "Era la fórmula para seguir excavando y seguir descubriendo", cuenta la delegada que nos enseña el proyecto, que actualmente se encuentra en su primera fase de ejecución. Un proyecto que, a continuación, nos detalla su propio artífice, Emilio Yanes.

-Su proyecto está en la primera fase de su realización, ¿puede explicar en qué consiste?

-En primer lugar debe decirse que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha planteado una actuación pionera consistente en el rescate del Teatro Romano salvaguardando la integridad de las edificaciones existentes sobre el mismo, de manera que no sólo se rescata el monumento de más valor y antigüedad sino que, simultáneamente, se respeta la morfología del Barrio del Pópulo y la imagen que Cádiz ofrece actualmente en este borde.

La primera fase del proyecto consiste fundamentalmente en la consolidación de las cimentaciones de las edificaciones medianeras con el área excavada del Teatro Romano; esta consolidación parcial, ya que no contempla todas las cimentaciones de todas las construcciones colindantes, va encaminada a asegurar todo el perímetro de la actuación, afianzando dichos edificios.

El hecho de que sobre los rellenos que colmatan el Teatro Romano se hayan "cimentado" numerosas construcciones, muchas de ellas habitadas, y a que se trata de construcciones tradicionales de moderada calidad constructiva realizadas a base de muros de carga de fábricas heterogéneas, fundamentan la necesidad de afianzar estas cimentaciones.

La oportunidad de esta operación radica en la necesidad de intervenir, ya que en el mismo acto de dar solución a un problema de consolidación se brinda la posibilidad de rescatar nuevas áreas del Teatro aún sin excavar.

-Una vez concluya, ¿cuáles serán los próximos pasos?

-La consolidación de las cimentaciones que contempla el presente proyecto se enmarca dentro de un planteamiento general que permita compatibilizar la seguridad y pervivencia de los edificios existentes sobre el Teatro con la recuperación actual y futura de los restos arqueológicos del Teatro, de modo que tales zonas de interés cultural queden a la luz y puedan visitarse.

Para ello se plantea la formación de un espacio abovedado y diáfano, en la medida de lo posible, bajo las citadas edificaciones que permita rescatar los restos del Teatro, ya sean parte de la Cavea o del espacio de la Orchestra.

Así, se proyectan una serie de arcos que descarguen los muros de las construcciones existentes a las cotas del teatro y la formación de unas bóvedas que conformen el espacio visitable bajo las mencionadas edificaciones.

-¿Está resultando todo como esperaba?

-Afortunadamente, sí. Dada la especial naturaleza de este encargo y la no menos especial importancia del enclave, hacen del mismo un trabajo particularmente ilusionante a la par que comprometido.

La responsabilidad que conllevan estos trabajos unido a su dificultad hace que requieran una dedicación especial y a que se instrumenten sistemas de control superiores a los habituales. En cualquier caso, la experiencia en este tipo de trabajos nos aporta seguridad en el sentido de que "esté resultando todo como esperábamos", ya que por parte de equipo técnico redactor del presente proyecto, a lo largo de los años, se han venido realizando distintos trabajos de carácter "especial" relacionados en mayor o menor medida con los que se están realizando aquí, tanto en lo que se refiere a tratamientos de consolidación como a recalces y excavaciones bajo edificaciones existentes. Entre ellos podríamos mencionar el recalce y la ejecución de dos sótanos bajo la edificación histórica de La Normal en Granada; el recalce y ejecución de un nuevo sótano en el CAMP de Linares (Jaén); el recalce y ejecución de un nuevo sótano bajo 256 viviendas en bloques de cuatro y ocho plantas de la Plaza del Rey Aurelio de la Barriada Parque Alcosa de Sevilla; la consolidación de muros de tapial en distintas obras de rehabilitación…; y otros trabajos como son las consolidaciones de las iglesias de Santiago y San Dionisio en Jerez de la Frontera (Cádiz).

-A su juicio, ¿la convivencia entre la puesta en valor de restos arqueológicos y la vida, en este caso vivienda, de los ciudadanos es siempre posible?

En este caso sí, está siendo posible y será posible. Con los procedimientos y las técnicas adecuadas, se está consiguiendo compatibilizar el rescate y puesta en valor de estos restos arquitectónicos con la seguridad y permanencia de las edificaciones.

Consolidar las cimentaciones al mismo tiempo que entrar bajo las edificaciones es algo que como ya se ha dicho, hemos hecho numerosas veces.

No me atrevería a afirmar si siempre es posible esta convivencia, eso requeriría un estudio de cada circunstancia; pero nuestra experiencia es que nunca que se nos ha planteado ha quedado sin hacerse.

-¿Qué elementos diferenciales hacen de este proyecto algo tan especial?

-Este es un proyecto pionero, porque nunca se ha realizado una intervención similar sobre un monumento de este valor. No sólo se permitirá la excavación de los restos arqueológicos hasta el límite con las edificaciones, sino que mediante las bóvedas previstas, iremos más allá; nos adentraremos bajo ellas, recuperando tanto los restos como el espacio del teatro. Esto nos ofrece de nuevo, tras muchos siglos, la posibilidad de contemplar desde la Orchestra toda la perspectiva de la Cavea.

La singularidad de esta actuación sin precedentes es en sí el elemento diferenciador de la propuesta.

-A pesar de que en proyectos como éste siempre hay que tener en cuenta imprevistos, ¿en cuánto tiempo estima que habrá concluido su trabajo?

-Aunque los trabajos marchan a buen ritmo, en este tipo de obras, como usted dice, siempre hay que esperar que ocurran imprevistos. Y no me refiero ya sólo a cuestiones negativas capaces en sí mismas de causar cualquier retraso; sino también, y en este caso de manera muy especial, a hallazgos arqueológicos y posibilidades de mejora en el proyecto que únicamente se pueden considerar y resolver a medida que las obras vayan avanzando.

De todas formas, y respondiendo a su pregunta, nos gustaría poder afirmar que los trabajos habrán concluido en los primeros meses del año entrante, según el plazo previsto; pero, insisto, podría alargarse si se dieran esos hallazgos arqueológicos o las posibilidades de mejora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios