Cultura

"Si el flamenco fuera francés, tendría diez plantas en la Sorbona"

  • El musicólogo Faustino Núñez recorre los palos de la A a la Z en la peña Juanito Villar

"Si el flamenco fuera francés, tendría diez plantas en la Sorbona" y si Cádiz, "la ciudad más musical de España con diferencia", fuera Salzburgo ya hubiera "montado una industria" y vivido de la historia de sus artistas como la ciudad austriaca come y bebe de la figura de Mozart. El musicólogo Faustino Núñez, "nada sospechoso de chovinismo", como el gallego recuerda, lo tiene muy claro. "Y no lo digo yo, lo dicen los datos y la historia", acierta el vigués que esta noche estará en la peña flamenca Juanito Villar para impartir una conferencia sobre los estilos flamencos.

"Lo que quiero hacer es, algo así, como repasar los palos flamencas de la A a la Z. Un recorrido por los estilos, no por todos, ni ilustrar todos, claro está, pero sí hablar de los grupos grupos principales, soleás, seguriya, tangos y fandangos, y sus respectivas variantes, con el objetivo de mostrar la riqueza estilística del flamenco", adelanta el conferenciante que, como es habitual en sus intervenciones, se apoyará en la guitarra para ilustrar su intervención.

Núñez, "encantado" de volver a la ciudad que adora, "y más estando junto a La Caleta y mi barrio de La Viña", opina que encuentros como éste que organiza la peña Juanito Villar, "mantienen vivo el espíritu flamenco en la ciudad cuna de este género universal". Una cita que pone el broche de oro al ciclo de conferencias dedicadas a la Música Andaluza que cada año pone en pie la entidad.

Citas necesarias para reivindicar "la expresión artística más internacional de Cádiz" porque, como dice el musicólogo, "aunque Cádiz tenga muchos tesoros musicales, el flamenco, sin duda, se los lleva de calle".

Por ello, Núñez valora que el apoyo al flamenco recibe de las instituciones es aún "insuficiente" y "aunque la iniciativa privada aporta, en algunos casos, su granito de arena, como Paco en El Marqués de Cádiz", refiere, "a nivel público queda mucho por hacer, La Merced, por ejemplo, está infrautilizada y la Cátedra de Flamencología, con Antonio Barberán al frente, una persona de solvencia y un gran investigador, creo que no tiene el apoyo suficiente", apuesta el también productor, escritor y catedrático de flamenco del Conservatorio de Córdoba.

"Es como si todos se hubieran puesto de acuerdo para dejar a Cádiz con el Carnaval y a Jerez con el flamenco, y Jerez es maravillosa y tiene un pedazo de festival espectacular y su centro de flamenco, pero eso no quita para que la cuna y origen de este arte no haga nada por promocionar su papel determinante en la historia. En Cádiz debería haber unos congresos, conciertos, actividades... Además de que yo, al menos, no entiendo cómo la ciudad que más ha aportado a la historia de la música en todo nuestro país, la ciudad más musical con diferencia, no tenga un Conservatorio Superior como tiene Sevilla, Málaga, Córdoba o Jaén", resuelve el autor de Cádiz y lo flamenco en torno a 1812 que, aunque reconoce que el nuevo gobierno municipal "lleva poco tiempo y hay que dejarles que tomen conciencia de todo esto", espera que los responsables públicos tomen "el toro por los cuernos y apuesten por la expresión artística más internacional de Cádiz".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios