Exposición en el Centro de Estudios Andaluces 40 años de la gran familia andaluza

  • Ocho fotógrafos, entre ellos el gaditano Kiki, dan forma a la exposición con la que el Centro de Estudios Andaluces conmemora cuatro décadas de Autonomía

Una de las imágenes de Joaquín Hernández 'Kiki' para la exposición 'Somos'. Una de las imágenes de Joaquín Hernández 'Kiki' para la exposición 'Somos'.

Una de las imágenes de Joaquín Hernández 'Kiki' para la exposición 'Somos'. / Joaquín Hernández Kiki

En el año en el que se cumple el cuarenta aniversario del 28 de febrero, la Fundación Centro de Estudios Andaluces ha querido poner rostro, nombre y apellidos a las trasformaciones sociales que ha vivido Andalucía en estas cuatro décadas. Para ello, el organismo de la Junta ha preparado una exposición –que por las circunstancias de emergencia sanitaria se puede ver on line– compuesta por las imágenes de ocho fotógrafos andaluces que han retratado a ocho familias de nuestro territorio, una por provincia, que se erigen como paradigma de los diferentes cambios que se han vivido en este periodo.

Cambios sociales que nos definen como Comunidad y que han quedado reflejados en las ocho historias que componen esta muestra rotulada como Somos. Andalucía. 40 años de Autonomía que, tal y como se explicó en su inauguración virtual a principios de esta semana, estaba prevista poner de largo en el pasado mes de marzo en Sevilla para después girarla por las diferentes provincias andaluzas. Algo que, según sus organizadores, se retomará cuando las medidas sanitarias lo permitan con total seguridad.

Fueron Tristán Pertíñez, director del Centro de Estudios Andaluces; Mercedes de Pablos, comisaria de la exposición; Antonio Egea, pintor y representante de la familia de Almería de la exposición y Joaquín Hernández Conde, Kiki, el fotógrafo gaditano participante en la muestra, los encargados de hacer un recorrido por estos retratos de familia que dan cuenta de la vida de cuatro generaciones, de orígenes diferentes, lugares diversos y biografías distintas que vienen a representar cómo hemos cambiado los andaluces y, con ellos, la tierra, Andalucía.

Una exposición llena de vida que el destino ha querido, como llamó la atención la comisaria, que alcance su inauguración con una pérdida, la de Evaristo, el patriarca de la familia de Almería, y con un nacimiento, el de Abril, la que representa la cuarta generación de la familia de Cádiz.

“Durante el tiempo de la sesión de fotos, Tamara estaba embarazada, de hecho, tuvo la generosidad de permitirme acudir a una de las ecografías, como se refleja en una de las imágenes. Pero como la inauguración de la exposición se ha atrasado ha dado tiempo a que Abril nazca y he podido retratarla también y la incluí a posteriori en la selección de imágenes”, explicó el histórico fotógrafo de Diario de Cádiz sobre su compañera en el rotativo gaditano, Tamara García, cuya familia copa la presencia gaditana en la exposición.

Una familia multicultural puesto que Tamara, primera universitaria del núcleo de donde viene, es una periodista gaditana, heredera por parte de madre tanto de la saga gitana y flamenca de los Jineto (documentada en Cádiz desde el siglo XIX) como de los Scapachini, dedicados tanto al mundo del Carnaval como del flamenco; mientras que su pareja, Azmi, es de origen palestino pues su padre, Zuhair, llegó a Cádiz desde Hebrón para estudiar Medicina (es pediatra) en la ya entonces prestigiosa facultad gaditana.

“Y es curioso porque todos vienen a conocerse y a encontrarse en el barrio de la Viña. También la familia de Azmi, pues la familia de su madre emigró a Cádiz desde Algodonales (esa otra emigración de los 50, la del campo a la ciudad), viéndose así ese barrio tan señero de la ciudad como un universo en sí mismo donde cabe todo el mundo y que también ha cambiado con el tiempo”, explicaba Kiki sobre esta historia de la exposición que Mercedes de Pablo titula El universo creador de la Viña.

Y es que cada historia, cada mirada de los artistas, está enmarcada por un rótulo que abraza una serie de diez fotografías cada uno donde “cada fotógrafo ha sido libre en utilizar la técnica y el estilo que han preferido”, aseguraba De Pablos.

La muestra arranca con La savia del arte, la historia almeriense de la familia Egea, cuatro generaciones de pintores y creadores, retratada por el fotógrafo Carlos Barba; continúa con Cádiz y le sigue Córdoba con la familia Cuevas Pareja cuya historia de trabajo y evolución laboral se titula El sentido del emprendimiento y ha sido ilustrada por el fotoperiodista Rafael Alcaide.

Granada está representada por la mirada de José Enirque Marín Zarza que fotografía la historia El amor lo cambia todo de la familia López Romero, una familia de trabajadores “que nunca habían oído hablar de transgénero o biogenética” hasta que a Fabiola le tocó tener que ser la mujer más valiente de todas, la que tiene que luchar para que la reconozcan como lo que es, una mujer.

La educación como lección de vida, de la familia Hermoso García, procedente del Andevalo (Huelva) es retratada por Julián Pérez Yáñez; Maestras de vida, la historia de la familia jienense Rodríguez Yegles es la historia de amor de Carolina y Marian, madres de dos hijas vista por Julián Rojas. La familia de mujeres malagueña de Ser independientes, amar la vida, la retrata Daniel Maldonado mientras que el recorrido virtual por Somos termina en Sevilla con la familia Huertas comandada por la empresaria Dolores Falcón y a la que fotografía Juan Manuel Serrano Becerra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios