Arte

La exposición de Pérez Villalta en el Museo de Cádiz se despide este fin de semana con casi 5.000 visitantes

  • El director del centro, Juan Ignacio Vallejo, valora la presencia de la obras del autor tarifeño en el patio del edificio de la plaza de MIna

Imagen de la entrada a la exposición de Guillermo Pérez Villalta en el Museo de Cádiz Imagen de la entrada a la exposición de Guillermo Pérez Villalta en el Museo de Cádiz

Imagen de la entrada a la exposición de Guillermo Pérez Villalta en el Museo de Cádiz

La exposición de Guillermo Pérez Villalta El signo de occidente, que alberga la sede del Museo de Cádiz desde el pasado 25 de septiembre, cierra sus puertas el próximo domingo, 29 de noviembre, después de más de dos meses en los que han pasado por la misma 4.800 visitantes.

Esta muestra, organizada por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, recoge una parte importante de las piezas que el artista tarifeño donó en el año 2013 al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC). Juan Antonio Álvarez Reyes es el comisario de esta muestra, que ha tenido una gran aceptación, a pesar de las normas restrictivas impuestas a consecuencia de la pandemia, que han obligado incluso a modificaciones en los horarios de las visitas a los espacios culturales de la provincia.

El director del Museo de Cádiz, Juan Ignacio Vallejo, se ha mostrado muy satisfecho con la acogida del público hacia esta exposición, una interesante muestra que ofrece una panorámica del estilo y trayectoria artística del artífice tarifeño, subrayando que “pensamos que es un magnífico resumen y muestrario de lo que es la obra de Guillermo Pérez Villalta. No solamente en pintura como se puede observar en el patio principal, sino también los dibujos que se muestran en la sala multiusos de la primera planta y su labor como artífice en la elaboración de objetos de orfebrería y metalistería que de una forma tan directa, elocuente y sugerente está puesta en relación con las piezas de arqueología que le acompañan”.

Vallejo asegura que “desde la delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de Cádiz estamos muy contentos con el público que ha pasado por aquí, a pesar de que las circunstancias no han sido las ideales a causa de la lucha que estamos ejerciendo contra la pandemia que nos asola”.

El responsable del museo gaditano ha agradecido al artista “su generosa donación de fondos”, calificando de crucial “la apuesta que se está haciendo desde la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía para que la cultura llegue a todo el mundo”.

Para el director del Museo de Cádiz, el hecho de que “cerca de 5.000 personas hayan podido disfrutar de esta visión de Pérez Villalta, además por supuesto del resto del contenido del Museo, es algo que nos produce una gran satisfacción”. Juan Ignacio Vallejo ha recordado que a partir del domingo “echaremos de menos su obra, que nos ha acompañado en estos más de dos meses, siendo testigo de honor en las diversas actividades del Museo, sirviéndonos de fondo a eventos, como el ciclo de conferencias del Teatro de Cádiz o la presentación de los nuevos hallazgos en relación al sarcófago femenino fenicio”. Vallejo añade que “sin embargo no podemos olvidar que en la sala de arte contemporáneo del Museo queda parte de la obra de este artista tarifeño, que tiene mucho que decir todavía y que por lo tanto el público que lo desee puede seguir visitando su arte, a pesar de la clausura de la muestra el domingo”.

Con respecto a la exposición, en las paredes del patio del Museo de Cádiz se disponen nueve cuadros que tienen en común las referencias autobiográficas y son ejemplo de la unión indisoluble de vida y obra en la trayectoria de Pérez Villalta. En la planta superior del museo se muestra su particular mirada a su tierra natal, mirada dirigida tanto al sustrato popular y a la imagen tradicional, como a los añadidos del mundo moderno e incluso a los tópicos andaluces.

Por una parte, la serie de dibujos Viaje a Andalucía, en la que retrató diferentes enclaves andaluces, siguiendo el modelo de los viajeros europeos. Y, por otra, la serie de fotografías digitalizadas Arquitecturas encontradas, que reúne una colección de edificios singulares que Pérez Villalta fotografió desde 1973 hasta mediados de los 80 lamentando la desaparición de este “tipo de edificios que proliferaron en los 70” y afirmando que hoy “la uniformidad cada vez es mayor”. Son edificios anónimos que ponen en evidencia la libertad creativa de sus autores.

En las propias salas de la exposición permanente del Museo de Cádiz, integradas en las colecciones de Arqueología, encontramos diversas piezas de orfebrería y metalistería de Pérez Villalta. Con ellas se subraya el peso de la herencia cultural del pasado histórico de Gadir-Gades en la obra del artista y cómo pasado y presente siguen encontrando formas constantes de diálogo en el arte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios