ALAN NIMMO. BLUESMAN

"El blues tiene la misma relevancia que hace 60 años"

  • El músico de Glasgow lleva mañana a su formación, King King, al Baluarte de Candelaria dentro del ciclo de La Isla del Blues

Uno no puede imaginar un lugar más diferente a la Louisiana de entresiglos que la Inglaterra de los años 70 y 80. Y, sin embargo, el Reino Unido vio surgir en esa época a figuras que coqueteaban con -o, directamente, se zambullían en- la tradición bluesística: de The Yardbirds a Cream o de Led Zeppelin a Fleetwood Mac. Además de guitarristas como Clapton, Jimmy Page, Jeff Beck o Peter Green. La reciente contribución de King King como formación a este pasmoso escenario no ha podido tener mejor comienzo: su primer álbum, Take My Hand, consiguió el premio al mejor trabajo en su categoría en Reino Unido. Mañana, viernes, el grupo actúa en Cádiz dentro de La Isla del Blues.

-¿Cómo han enfocado su segundo proyecto tras un debut como 'Take My Hand', que ganó el premio al Mejor Álbum de Blues Británico?

-Siempre es difícil afrontar un segundo álbum. Sobre todo, si el primero funciona tan bien como lo hizo el nuestro, con premio incluido. Pero me gustaba el reto de asumir temas más potentes, asegurándonos, además, de que nuestras puestas en escena iban a tener también aun más garra que antes. Creo que Standing in the Shadows muestra que, como formación, King King ha terminado encontrando su propio sonido, y puedo decir que me encuentro muy satisfecho del resultado. Espero poder continuar así, creando canciones aún más intensas para nuestro próximo álbum.

-Este año, King King también ha sido seleccionada como Mejor Banda de Blues...

-Sí, y además, cada uno de los miembros del grupo ha sido nominado además en su categoría individual, lo que es un gran honor para nosotros: hay un montón de músicos y bandas estupendas, y todos merecerían un premio por su contribución al panorama musical.

-King King ha estado de gira principalmente por Gran Bretaña y norte de Europa, ¿qué le trae al sur?

-Desde que empezamos, hace cuatro años y medio, hemos estado trabajando incansablemente por tratar de hacernos con una buena reputación, en conciertos por todo el Reino Unido, Irlanda, Escandinavia e incluso Canadá. España era uno de esos lugares en los que queríamos tocar, y cuando surgió la oportunidad de hacerlo... ¡nos entusiasmó! Aunque lo cierto es que queremos tocar en tantos países como podamos, que cada vez más gente nos conozca.

-¿Escucharemos este viernes canciones de su último trabajo, 'Standing in the Shadows', o un poco de todo?

-Tocaremos temas de los dos trabajos, de Standing in the Shadows y Take My Hand, además de otras canciones que nos gustan especialmente y que nos han influenciado a todos.

-Blues y rock&roll llegaron a Reino Unido en los años 50, principalmente a través de las copias de contrabando... Una imagen que parece de otro universo. Es sorprendente que esa misma música siga llamando la atención de nuevas generaciones.

-Creo que el blues todavía puede tener el mismo significado y la misma relevancia hoy día que hace sesenta años. Vivimos en un mundo de cambio constante, con una tecnología en expansión... Pero creo que en el fondo, en lo más íntimo de cada uno, la gente siente lo mismo. Seguiríamos, seguimos, enamorándonos, o con el corazón roto, o machacados por pagar el alquiler aunque no hubiera móviles, Internet o cualquiera de los cacharros con los que nos manejamos hoy día. Así que siempre habrá un lugar para el blues y para cualquier música que sea poderosa, que nos deje espacio para expresar lo que sentimos.

-¿Cómo puede uno seguir siendo un músico cuando se trabaja en un arte que se ha convertido en industria?

-Porque uno no elige ser músico como un "trabajo": es algo que está dentro de ti, que llevas dentro. La industria de la música es una negocio enorme, y si quieres hacerte con una carrera tienes que prestar atención a cómo funciona. Cuando empiezas, sin embargo, no te preocupas por nada de eso. Todo lo que quieres es componer y tocar y disfrutar con lo que haces. Y si no sientes una pasión auténtico por la música, entonces no durarás mucho.

-El 'Voyager' acaba de dejar el espacio solar. En su interior, viajando en un disco de oro, hemos enviado a la nada la canción 'Dark Was the Night, Cold Was the Ground', de 'Blind' Willie Johnson: un tema tremendamente triste; sobre todo, teniendo en cuenta que el blues de hoy día es bastante más "festivo". ¿Diría que esto es evolución, perversión o, simplemente, el mismo espíritu con envoltura diferente?

-Podríamos decir que, a nivel lírico, el sentido del blues se ha ido ampliando a lo largo de los años, pero su esencia -creo- siempre será la misma. Los temas clásicos del blues hablan de felicidad y tragedia, de amor, pérdida, dinero... Incluso aunque palabras y contenido puedan ser algo distintos, yo diría que el blues no es tan diferente de lo que era.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios