Cultura

"Todas las comedias parten de un drama, si no, no tendríamos comedia"

  • El malagueño vuelve mañana al Festival de Teatro de Comedias de El Puerto para presentar la obra 'Mitad y mitad' En septiembre estrenará una nueva película de Álex de la Iglesia

El actor malagueño Pepón Nieto vuelve mañana por la noche, a eso de las 23:00 horas, al patio porticado de San Luis para presentar su nueva comedia negra, Mitad y mitad, coprotagonizada junto a otro andaluz, Fernando Tejero. El actor vuelve así por otro año más al Festival de Teatro de Comedias de El Puerto.

-En Mitad y mitad interpreta a un hombre que se encuentra al cuidado de su madre, la cual ha sufrido una embolia. ¿Cómo puede arrancar de esa situación una comedia?

-La función arranca muriéndose la madre, pero parece que no se decide a morir. En esa noche interminable en la que los dos hermanos esperan la muerte de la madre salen todos los trapos sucios de la familia y nos damos cuenta de que ella misma no ha sido una madre ejemplar, sino que ha sido lo contrario, un bicho, una especie de alien que nos ha fastidiado la vida a los dos, cada uno de una manera. Mi personaje necesita salir de esa casa que para mí se ha convertido en una losa, porque no he podido hacer una vida normal. Todas las comedias parten de un drama, porque si no, no habría comedia. La historia es muy dramática, pero es comedia desde el primer momento.

-En esta obra trabaja mano a mano con otro gran actor andaluz, Fernando Tejero, ¿qué tal habéis encajado? ¿Habíais trabajado con anterioridad?

-Fernando y yo no habíamos trabajado nunca juntos, aunque somos amigos desde hace muchos años y teníamos ganas de trabajar juntos. Nos habían ofrecido a los dos hacer función de La extraña pareja y por problemas de agenda se nos quedaron las ganas de trabajar juntos. Hemos producido este espectáculo entre los dos.

-Usted ya participó en la XX edición del Festival de Teatro de Comedias de El Puerto junto a Anabel Alonso en Sexos. ¿Qué tal le fue aquella experiencia?

-A mí me encanta trabajar en Andalucía, y me encanta trabajar en Cádiz, me gusta trabajar en todos los sitios. La verdad es que todos los públicos... y en cada sitio son diferentes, pero aquí son muy afectivos y tienen muchas ganas de fiesta. De hecho el teatro ya está lleno, ya no quedan entradas. La gente tendrá ganas de ver el espectáculo cuando se han agotado las entradas.

-Una de sus últimas participaciones en el cine se remonta al año 2007, cuando coprotagonizó el debut fílmico del director Juan Flahn, Chuecatown. Aunque para este septiembre se espera el estreno de la cinta de Álex de la Iglesia Las brujas de Zugarramurdi, ¿qué puede adelantar sobre este papel?

-Mi personaje es un policía. La historia de la película es que hay un robo, un atraco, en una tienda de 'Compro oro', los ladrones huyen y dos policías, que somos Secun de la Rosa y yo, los vamos persiguiendo. Se meten los ladrones en Zugarramurdi, que es un pueblo con una gran tradición de brujas. De hecho, sigue habiendo mucha brujería ahí, se dice que ese pueblo es la cuna de la brujería en este país.

-A lo largo de su extensa carrera ha participado tanto en teatro, como en cine y televisión. ¿Qué es lo que tiene el teatro que no tiene ni la televisión ni el cine?

-El directo y el encuentro con el público, el feedback que se establece entre el escenario y el patio de butacas, entre el público y el actor. Y más en una comedia, la comedia tiene la respuesta inmediata del público, porque en cuanto dices algo las risas se oyen y son continuas. En un drama es todo lo contrario, lo preferible es que el público esté muy callado, que nadie tosa... Eso quiere decir que están atendiendo mucho, pero en la comedia es todo lo contrario, la reacción del público es inmediata. La adrenalina del directo, aquí no se puede cortar y repetir, el teatro tiene esa cosa mágica y única. Yo normalmente soy culo de mal asiento, cuando estoy haciendo teatro me gustaría estar haciendo cine y cuando estoy haciendo cine me gustaría estar haciendo tele. A mí me gustan los tres medios y afortunadamente puedo trabajar en los tres.

-Muchos de los compañeros con los que ha trabajado como Paco Tous o Esther Arroyo guardan una fuerte relación con Cádiz. ¿Usted también tiene lazos con la provincia?

-Sí, de hecho ahora mismo estoy en Cádiz. Hace muchísimos años que vengo a Cádiz, aunque soy de Málaga, tengo una casa aquí en el término municipal de Barbate, y por aquí ando. Cuando era adolescente venía a la provincia porque me gustaba mucho visirar a la zona de Los Caño, así que no he dejado de venir desde que era muy joven. También he tenido la suerte de que me hayan invitado a algunas finales del Teatro Falla, y de hecho participé en el pregón que hizo Javier Ruibal... Cada vez que puedo, me vengo al Carnaval.

-¿Qué planes profesionales tiene para los próximos meses?

-Acabamos de empezar la gira, ha empezado en Vitoria y San Sebastián esta semana. Después Bilbao, Valladolid, Logroño, Pamplona...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios