Cómic

Tintín vivido desde Cádiz

  • El gaditano Nino Paredes es presidente de ¡Mil Rayos! Asociación Tintinófila, que cuenta con 300 socios y de la que fue uno de sus fundadores

Nino Paredes posa en la hemeroteca de Diario de Cádiz con varios objetos de su colección de Tintín. Nino Paredes posa en la hemeroteca de Diario de Cádiz con varios objetos de su colección de Tintín.

Nino Paredes posa en la hemeroteca de Diario de Cádiz con varios objetos de su colección de Tintín. / Eulogio García

Tintín, ya se sabe, es un personaje universal. El intrépido periodista creado por Hergé viaja por más de medio mundo en sus aventuras, acompañado de un icónico conjunto de personajes también universales, y cuenta desde su creación hace 90 años con un sinfín de seguidores que disfrutan con sus historias y que incluso se organizan en asociaciones tintinófilas que, como el personaje, se reparten por medio mundo. Una de las asociaciones de habla hispana, la llamada ¡Mil Rayos!, está presidida por el gaditano Nino Paredes, que además fue uno de sus fundadores.

Paredes es, evidentemente, un tintinófilo empedernido, un fiel seguidor del personaje de Hergé que cuenta con una muy extensa colección personal de objetos relacionados con sus aventuras y que, además, tiene como gran inquietud ahondar en el universo del personaje, en las historias que vive y en el incuestionable valor artístico de la obra del dibujante y guionista belga.

Nacido en Cádiz aunque actualmente residente en Chiclana, Nino Paredes cuenta con más de 700 libros relacionados con Tintín y con un número similar de objetos y figuras que tiene repartidas por las vitrinas de su casa. Aunque como no todo cabe en su vivienda, Nino confiesa que se ha comprado un contenedor marítimo que ha personalizado en su exterior con algún motivo tintinófilo y en el que guarda, debidamente ordenada en distintas cajas, una buena parte de su colección bibliográfica.

Curiosamente y sin que tengan relación familiar, otro Paredes gaditano, en este caso José, fue el protagonista de una exposición sobre Tintín que acogió hace tres años la biblioteca municipal Adolfo Suárez. Mismo apellido, misma afición, pero ningún parentesco.

Y fue hace doce años cuando los seguidores de Tintín que se comunicaban en un foro de internet decidieron constituirse en asociación. Nino Paredes, presidente, fue uno de los fundadores de ¡Mil Rayos!, en la que se agrupan actualmente unos 300 socios de, entre otros países, España, Argentina, Perú, Colombia, Portugal y de algunos otros países centroeuropeos que comparten su atracción por el personaje de Hergé con la edición de dos revistas al año en papel, la difusión de numerosas circulares internas con información diversa y la organización de un encuentro en Madrid con exposiciones y conferencias en el que se distingue a un tintinófilo relevante. El de este año ha sido el arquitecto Óscar Tusquets, que recibió su premio hace un par de semanas.

Nino Paredes explica que la asociación se apoya en esta distinción para darse a conocer públicamente, a través de una persona relevante que de una u otra forma se sienta también atraída por el personaje de Hergé. En ediciones anteriores, la asociación ¡Mil Rayos! galardonó al físico José Manuel Sánchez Ron, al músico Julián Hernández, al dibujante Paco Roca, al humorista Joaquín Reyes y al periodista Juanjo de la Iglesia.

A los tintinófilos que se agrupan en esta asociación de habla hispana –existe otra en Cataluña– les unen su fascinación por Tintín, como es lógico, pero también, como apunta Paredes, “su afán por investigar en la obra de Hergé, por saber qué hay más allá de las viñetas y sus espléndidos personajes”. Por eso el foro se les quedó pequeño e iniciaron hace doce años la creación de esta asociación que, oficialmente, nació hace diez años.

Dentro de otros diez, además, ¡Mil Rayos! tendrá por delante la celebración del centenario de Tintín, cuyas primeras viñetas se publicaron en enero de 1929 en el suplemento infantil del periódico belga Le Vingtiéme Siécle, con el aventurero periodista viajando al país de los soviets.

¿Y por qué el personaje de Tintín tiene ese magnetismo entre tanta gente? Nino Paredes piensa que hay dos motivos fundamentales: “Uno de ellos son los roles de Tintín, el hecho de que luche por los desfavorecidos, que esté siempre a favor de la justicia, además de la sencillez del dibujo; y, por otra parte, pienso que Tintín tiene muchas lecturas en función de la edad con la que lo leas. Primero se presta atención a los dibujos, después te quedas con las anécdotas, hasta que finalmente descubres todo lo que hay detrás”.

Nino Paredes recuerda que en Hergé no sólo hay un dibujante excepcional, sino que sus viñetas tienen “un trasfondo porque Hergé hizo un trabajo estupendo para sus dibujos, fue un gran investigador y hay muchas escenas sacadas de fotografías de la época, que él supo recrear a la perfección”.

El resultado, desde luego, fue espectacular. Las aventuras de Tintín son ya historias clásicas en el mundo del cómic, sus dibujos son espléndidos y los personajes que le acompañan en sus viñetas conforman un universo por el que no es difícil sentir cierta fascinación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios