literatura | josé rodríguez plocia "Tenemos más de Gades que de Gadir"

  • El autor presenta su primera novela, mención especial del Premio Fernando Quiñones, en Las Libreras 

  • Escrita en clave de humor, 'Ave, ciudadano' mezcla el Cádiz del siglo I y del XXI

José Rodríguez Plocia. José Rodríguez Plocia.

José Rodríguez Plocia. / Jesús Marín (Cádiz)

Entre las novedades que presentó la XX edición del Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones estuvo la concesión de una mención especial del jurado a la obra Ave, ciudadano, de José Rodríguez Plocia. Un título que, explicaba la editora Valeria Ciompi en la concesión del premio, “utiliza el pasado y el presente de Cádiz para construir una novela de amor hacia la ciudad y una velada crítica a la sociedad gaditana”.

José Rodríguez Plocia (Cádiz, 1957) llega casi de nuevas a lo literario con la novela que presenta esta tarde en Las Libreras. Publicó hace años con Quorum su Ubi Sunt? Picha y, desde entonces, la obra accésit del Fernando Quiñones de Novela fue entrando y saliendo del cajón. Ave, ciudadano mezcla la época actual con un periodo que José Rodríguez Plocia encuentra fascinante: el Gades romano, desde la época de la República hasta que Balbo construye “esa fastuosa nueva ciudad”. Los Balbo dan para una serie  para una comedia, para lo que sea:“El material lo dan ellos solos, y el título ya está: Cinco horas con Balbo. Balbo el Mayor era un conspirador que hizo posible el triunvirato. Balbo el Menor expolió Cádiz. Eran chaqueteros a los que todo salía bien”. El Latro, Balbe (Balbo, ladrón) encontrado en el Teatro Romano gaditano no podía ser más cierto, ni más autóctono. Para Rodríguez Plocia, tenemos mucho más de Gades que de Gadir. Además de todo lo que señalan los Monty Python, de los romanos tenemos el ser, a la vez, pragmáticos y supersticiosos. Bastante hedonistas. Un poco cínicos:“Y, sobre todo, el que no sepamos vivir sin darnos palos unos a otros –apunta Rodríguez Plocia–. Tenemos siempre esa película de vencedores y vencidos. Tenemos, también, una sensación de ser privilegiados que creo que viene de esa época”. Cicerón apuntaba, asombrado, que los gaditanos tenían una gran capacidad para la pregunta retórica –no te esfuerces en responderles, que van a su rollo, parecía decir–.

Rodríguez Plocia piensa, sinembargo, que la relación de los gaditanos con su patrimonio no es la que debiera:“Con el inmaterial, sí, ahí tenemos el Carnaval: pero con el material parece que sean muy pocos los que están dispuestos a conservarlo, y es algo que hay que cuidar muchísimo. En este sentido, recuerdo lo que decía Quiñones, que Cádiz es más una persona que una ciudad, y hay que aprender a quererla”. Ave, ciudadano es también una novela algo pirata que rinde homenaje al espíritu de Fernando Quiñones a través de personajes, humor y una estructura poco convencional, en la que pasado y presente se entrelazan:“Creo que facilita su lectura, la hace un todo fluido. Es una propuesta inusual, pero me la ha dado el propio tono de la historia y el hecho de estar entrado y saliendo continuamente del siglo I al XXI”.

José Rodríguez Plocia se reconoce autodidacta de formación, aunque haber estudiado Imagen le ofreció la posibilidad de entrar en la escritura a través del guión: “Cuando escribo, prácticamente lo que estoy viendo es la parte plástica”. Sin olvidar el humor como clave:“Nunca he entendido porqué es el hermano pobre de la literatura, cuando Shakespeare y Cervantes, por ejemplo, están llenos de humor –comenta–. Javier Marías decía que el humor es la emoción más difícil de provocar en un texto, porque no tienes el apoyo de la entonación ni de la mímica. Yo, escribiendo, me río solo en casa. Si soy capaz de transmitir la mitad de mi disfrute, ya es suficiente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios