Cultura

Renace el debate sobre la ubicación del legado de Quiñones

  • Mariela Quiñones expresa su interés por traer a Cádiz la obra de su padre en un escrito remitido al alcalde de Chiclana

Hay un recuerdo que a Mariela Quiñones le cuesta sacar de su cabeza. Su padre, Fernando Quiñones, pasea junto a ella y su hijo tras un baño caletero. A la altura del Gobierno Militar, el escritor le expresa un deseo: "Ahora que dentro de nada se irán de aquí los militares, ¿no estaría bien tener ahí un cuartito donde pongan mis libros, mis cosas y un ordenador para quien quiera venga a verlos...?". Esa evocación, y una segura confianza en que "el deseo" de su padre era "que su legado se viera en Cádiz", ha impulsado a la heredera a enviar un escrito a José María Román, alcalde de Chiclana y presidente de la Fundación Fernando Quiñones, donde solicita que "la parte científica" de la obra del autor de La canción del pirata sea "acogida en la ciudad de la que él verdaderamente se sentía".

Así, "sin ninguna voluntad de imponer, que ni puedo ni tengo", asegura Mariela, la hija del literato ha decidido remitir su carta a la fundación chiclanera "con la única intención de que esta cuestión sea debatida en la reunión de los patronos" que se celebra durante esta misma mañana.

Este asunto no forma parte del orden del día de la reunión del Patronato -donde están representados los ayuntamientos de Chiclana y Cádiz, la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, Diputación Provincial y la Universidad de Cádiz - que, entre otros puntos, recoge la extinción del contrato de la, hasta ahora, cabeza visible de la Fundación, Mauro Quiñones.

"Mi hermano Mauro ha desempeñado la labor de director de la Fundación durante años de la manera más honesta y ha tratado de ejercer la función que se le encomendaba lo mejor posible", alaba Mariela tanto en el documento que firma como en declaraciones a Diario de Cádiz. Pero la hija de Quiñones también mira hacia "la nueva etapa que se abre para la Fundación", considerando que es el momento adecuado para, "al menos, que se plantee esta posibilidad de traer a Cádiz los fondos que representan la parte literaria".

"Sé que esto es algo que no se puede hacer de la noche a la mañana, que hay unos estatutos y ciertas cosas que modificar y que hay que poner de acuerdo a muchas voluntades, pero yo sólo estoy poniendo sobre la mesa algo que nadie puede poner en duda que es el amor que mi padre sentía por Cádiz y lo que él, y que todo el mundo sabe, hubiera querido", explica la hija del creador de Las mil noches de Hortensia Romero que reconoce la labor de la fundación chiclanera a la par que solicita "una sede de la Fundación en Cádiz donde exponer todos aquellos objetos y material de diverso tipo que no está en uso" en la sede.

Así, según fuentes cercanas a la fundación, en los estatutos de la entidad se recoge que el Ayuntamiento de Chiclana devolvería a la familia los elementos del legado que no fueran exhibidos o expuestos. Hecho que, según Mariela Quiñones, ocurre "por falta de espacio" en la Casa Briones, que es también la sede del Museo Municipal de Chiclana.

Aunque en el escrito remitido al presidente de la Fundación, Mariela apunta a la Universidad de Cádiz -"aquella en la que impartió conferencias, charlas y debates, además de cursos de verano (...) aquella que le dedicó los homenajes que recibió con más orgullo, como la concesión del título de Doctor Honoris Causa"- como la entidad que "debería estar dispuesta a acoger los fondos que representan la parte literaria de la Fundación", en conversación con este periódico la hija de Quiñones menciona el anhelo de su padre de "ese cuartito" en el actual centro cultural Reina Sofía, sede de otras fundaciones como la de Carlos Edmundo de Ory y Fundación Joly .

Este periódico ha consultado la opinión de algunos de los patronos que se reservan su valoración para la reunión de hoy. Así, desde la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía informan que no tenían conocimiento de este escrito, mientras que desde el Ayuntamiento de Cádiz aseguran que la carta de Mariela Quiñones sí les ha llegado y que la misma petición de traer el legado a Cádiz ha sido reclamada "por algunos colectivos". "En la reunión, a la que acudirá Eva Tubío, concejala de Cultura, se escuchará a todas las partes y, sobre todo, escucharemos qué dice la presidencia del patronato, que la tiene el Ayuntamiento de Chiclana. En función de lo que se hable se tomará una decisión más adelante y no de manera inmediata porque habría que analizar, en el caso de que se diera el paso, si se trasladaría todo el legado y dónde se ubicaría", explican fuentes municipales.

Desde la Asociación de Amigos de Fernando Quiñones se apoyaría "la creación de un espacio en la ciudad como punto de lectura de Quiñones y donde también hubiera una sala Nadia Consolani, su vida" de la que recuerdan que es "una gran ceramista y poeta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios