Cultura

"Rafael no puede estar más vivo, su obra no ha dejado de publicarse"

  • La presidenta de la Fundación Alberti presentó ayer la nueva línea editorial de la institución, que contará con una colección de ensayos sobre temas albertianos y otra que se dedicará a reeditar la obra del poeta

Comentarios 1

Rafael Alberti falleció en su casa de El Puerto el 27 de octubre de 1999 a las 23:45 horas. El acta de defunción no se firmó hasta media hora más tarde, las 00:15 horas del día 28 de octubre, por lo que los libros recogen esta fecha como la de su muerte. Pero para su viuda, María Asunción Mateo, a la sazón presidenta de la Fundación que lleva el nombre del poeta, Rafael se fue un día 27, un número muy especial para él que perteneció a la Generación del 27 y regreso a España después del exilio un día 27. Y ayer, día 27 de octubre, fue el elegido por la Fundación para dar a conocer el nuevo proyecto en el que se encuentra inmersa, la creación de una nueva línea editorial que estará compuesta por dos colecciones, una denominada Menesteo y dedicada al ensayo y otra que estará dedicada a reeditar la obra completa de Alberti y que lleva por nombre Aldebarán.

Este próximo viernes, 30 de octubre, se presentará en la sede de la Fundación, en El Puerto, el primer volumen de la colección Menesteo, un ensayo de Joan Carles Fogo Vila que lleva por título Los espacios habitados de Rafael Alberti y en el que el autor hace un recorrido por los paisajes, las ciudades y las casas en las que vivió Rafael Alberti, y cómo han influido en su obra. En el volumen aparecen referencias además a otros compañeros de generación de Alberti como Federico García Lorca o Juan Ramón Jiménez. En la presentación del libro este viernes estarán el autor y Francisco Arniz. En principio se han editado 500 ejemplares de este volumen, que se hará llegar a otras entidades culturales aunque también se distribuirá para el público en general.

Como destacó María Asunción Mateo, a pesar de que han pasado diez años desde su desaparición física "Rafael no puede estar más vivo, su obra no ha dejado de publicarse. Rafael es un clásico y creo que está más presente que otros poetas también extraordinarios", dijo.

En cuanto a la colección Aldebarán, el primer libro que verá la luz dentro de unos días será la edición bilingüe en inglés y castellano de Canciones para Altair, de Brian Morris. Este libro ya se había traducido al italiano y al árabe y es el último poemario de Rafael Alberti, los últimos poemas que escribió, de ahí el interés que existe por su traducción a otras lenguas.

Más adelante ya hay en cartera otros proyectos dentro de estas mismas colecciones, como un trabajo de la profesora italiana Loreta Fratalle sobre el lirismo del alfabeto, que se editará en castellano y en italiano y que reproducirá los cuadros de Rafael Alberti sobre el alfabeto, y dos ensayos de Robert Marrast inéditos sobre Alberti, uno en torno al surrealismo y otro sobre Antonio Machado y Rafael Alberti.

La ilustración con la que se acompañan las nuevas ediciones de la Fundación es un dibujo de Rafael Alberti de 1921, que desde ahora será la imagen de todas las publicaciones de la Fundación. Como dijo María Asunción Mateo, estas dos nuevas colecciones serán "pequeños tesoros, una de ellas nos hablará de Rafael y en la otra será Rafael el que nos hable".

Entretanto, la Fundación Alberti continúa divulgando la figura y la obra del poeta y colaborando en diferentes proyectos como la reciente edición de una antología poética de Alberti en China, la creación de una tipografía especial para la Fundación por parte de una universidad de México o la digitalización de todos los documentos de la Fundación a través del programa museístico Domus. La página web es también una importante vía de difusión de la Fundación y su trabajo, con cerca de 700.000 visitas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios