Cultura

Maestro del enseñar a desaprender

Si hay un autor con un mundo interior, no rico, sino densamente poblado, ese es sin duda Juan José Millás. Las posibilidades remotas, los juegos de dobles, las suposiciones absurdas que terminan por ser realidad, todo ello está presente en las múltiples historias de Los objetos nos llaman: una serie de relatos elaborados con el aliento de los Articuentos y en los que Millás demuestra en qué consisten los grados de la experiencia. Sin el menor esfuerzo -al menos eso es lo que translucen las historias, que parecen plasmadas casi directamente del hilo mental del autor-, Juan José Millás da ejemplo de excelencia, demostrando que hay autores que sí marcan la diferencia. Pocos, como él, son capaces de provocar en tan sólo unas cuantas líneas un sentimiento de repentina incomodidad o de hacerte reír hasta las lágrimas en unos segundos de lectura.

Hábilmente, con relatos como estos, Millás parece invitar a sus lectores a un paseo impúdico por los recovecos de su mente, mostrando cómo sería la realidad si no nos molestáramos en podar todas sus posibilidades -o acaso ya lo sea, y uno no lo sepa-.

Una colección recomendable tanto para quienes conozcan al autor como para los que pretendan acercarse a él y, sobre todo, para todos aquellos que quieran aprender a jugar, también, con sus neurosis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios