Cultura

La Junta promete "más inversión y compromiso" con el yacimiento

La declaración de Medina Azahara como Patrimonio Mundial no es el final nada, sino y punto y seguido. Así se lo han tomado todos los representantes de las instituciones, que ven en el reconocimiento un motivo de impulso para el yacimiento y una responsabilidad para seguir trabajando. El respaldo unánime de todos los países miembros del comité fue lo más comentado entre los que seguían la evaluación de la candidatura en directo desde el yacimiento. Satisfacción, por tanto, entre las instituciones pero también responsabilidad porque el reconocimiento exige aún más esfuerzo.

El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, subrayó que la declaración supone "un mayor compromiso en investigación, protección y conservación" de la ciudad califal. "Para nosotros esta declaración supone un mayor compromiso en la investigación, la protección y la conservación". "Nos vamos a poner manos a la obra para hacer de Medina Azahara la ciudad que brille", dijo el titular de Cultura desde Bahréin.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, la ministra Carmen Calvo, expresó su alegría por el reconocimiento de la Unesco a la "ciudad califal, lugar de encuentro entre Occidente y Oriente, y ejemplo de convivencia". La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha exclamado "¡Medina Azahara es ya Patrimonio Mundial!" y recordó que la Unesco "reconoce la importancia mundial de esta joya artística e histórica, testigo, además, de que la convivencia entre culturas es posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios