Cómics

Fiesta en el pantano

HOMBRE-COSA, 2: REGENERACIÓN. Steve Gerber, Jim Mooney y otros. Panini. 496 páginas. 42,95 euros.

Regeneración es el título del segundo volumen de la colección Marvel Limited Edition consagrado a recuperar la portentosa etapa de Steve Gerber al frente de las desventuras del Hombre-Cosa, y compone, junto al tomo anterior, El monstruo del pantano, uno de los episodios más brillantes de la historia de los cómics Marvel. Son tebeos inclasificables que mezclan el género de terror con los superhéroes, la poesía, el delirio y la confesión autobiográfica, en un ejercicio muy adelantado a su época, pero que ha aguantado sobradamente el paso del tiempo. Las circunstancias editoriales del momento permitieron una buena dosis de experimentación literaria y formal, de modo que la lectura de estos episodios del Hombre-Cosa depara una sorpresa tras otra hasta alcanzar el sofisticado clímax que cierra, con un círculo perfecto, esta especie de larguísima novela gráfica. En el apartado gráfico, hay páginas soberbias de Mike Ploog, John Buscema y Alfredo Alcalá, aunque lo más destacable aquí es el bello trabajo del veterano Jim Mooney, cuya narrativa de corte clásico añade aún más extrañeza al conjunto. La compilación abarca los números 9 a 22 de Man-Thing (1974-75), los episodios del personaje en los Giant-Size Man-Thing 1 a 5, un cuento ilustrado de Monsters Unleashed! y parte del número 7 de Rampaging Hulk (va también un Marvel Team-Up de Claremont y Byrne, pero créanme que palidece frente al resto).

Menos nutritivo es Namor: El Hombre Submarino. Príncipe de Atlantis, también de Marvel Limited Edition, aunque confieso que me lo he pasado pipa leyéndolo. El libro recoge el primer serial del personaje en la Marvel de Stan Lee, o sea, los números 70 a 101 de Tales to Astonish (1965-68), más el 7 de Daredevil (1965), los 79 y 80 de Tales of Suspense (1966), el especial Iron Man & Sub-Mariner y el 1 de la cabecera Sub-Mariner (ambos de 1968). Escriben mayormente Lee y Thomas, y dibujan Gene Colan y el propio Everett (ya me gustaría a mí ver reeditadas las impresionantes historietas que firmó Everett en 1954 y 1955), entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios