Cultura

Desaparecen la 'ch' y la 'll' del alfabeto castellano y la 'y' pasa a llamarse 'ye'

  • La nueva 'Ortografía' recoge cambios que pueden resultar sorprendentes, pero a la larga supondrán "un beneficio grande"

La Comisión Interacadémica de la Asociación de Academias de la Lengua Española ha acordado los últimos cambios en la ortografía española. Por un lado, desaparecen la ch y la ll del alfabeto. Por otro, se cambian las denominaciones de ciertas letras como la y, que deja de ser i griega para llamarse ye. Además, los prefijos deberán ir unidos a la base léxica. Y la letra q se elimina en las palabras con fonema k. Estas son algunas de las modificaciones que, si se ratifican por los máximos responsables académicos el próximo día 28 en Guadalaja (México), todos los españoles deberán tener en cuenta. Salvador Gutiérrez Ordóñez, coordinador de esta nueva edición, ha matizado que las novedades "obedecen al cambio" y que así, la "ortografía no está lejos de la pronunciación".

Aunque cueste asimilarlo, palabras como guión, Iraq o ex marido ahora serán faltas de ortografía. Ha sido Salvador Gutiérrez Ordóñez quien ha explicado las modificaciones en la ortografía española que ha acordado la RAE, y ha añadido que cosas que ahora parecen "sorpresa", a la larga supondrán un "beneficio grande".

Así, el alfabeto castellano ya no tendrá 29 letras, sino que estará formado por 27 al desaparecer la ch y la ll de él. También algunas denominaciones han cambiado además de la de la novedosa y, por ejemplo, la be para la b, la uve para la letra v, la doble uve para la w y la ceta para la z.

La RAE también eliminará la letra q en las palabras con fonema k, ya que en castellano solo puede aparecer en la combinación qu (queso, querer). Así, el uso de esta letra en palabras como Iraq, Qatar, quásar o quorum representa una "incongruencia" con las reglas, por lo que habrá que escribir Irak, Catar, cuásar y cuórum.

La Nueva Gramática de la Lengua Española quita la acentuación gráfica de la palabra o cuando se encuentra entre números. Además, en el caso de palabras monosílabas como guion, truhan o la forma verbal guie se elimina la escritura opcional de tilde. La RAE aconseja, además, no usar la tilde en la palabra sólo.

En anteriores ediciones se consideraba a los prefijos ex, anti o pro como preposiciones, por lo que se escribían separados de la palabra a la que acompañaban. Ahora, sin embargo, la RAE los analiza como prefijos y, como tales, deberán escribirse unidos a la base léxica, aunque sólo si afectan a una sola palabra (exmarido, pro derechos humanos). Respecto a los extranjerismos, "si no han sido adaptados a la ortografía española, deberán escribirse en cursiva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios