Darío Bernal|Director de la excavación del Olivillo y el Colegio Mayor "Este vertedero nos ha dado mucha información de la economía de Gades"

  • El profesor de la UCA habla de importantes hallazgos comerciales y urbanos como los restos de pintura mural pompeyana

  • El centro de interpretación será de 75 metros y estará musealizado

Comentarios 1

–¿Qué significado tiene el hallazgo de esta gran escombrera del Olivillo?

–La topografía de la ciudades históricas es difícil de reconstruir debido a las modificaciones, y lo que ha aparecido en la parcela es la ladera del montículo que se ha conservado en este solar de 600 metros, con alteraciones modernas. En concreto, se ha conservado parte de un monte artificial generado como resultado de descarga de ánforas y residuos vinculados a la industria conservera, con 20 de longitud por 7 metros de altura.

–Un monte artificial que se ha comparado con el Testaccio de Roma.

–Sí, pero al de Cádiz lo hemos llamado el Testaccio haliéutico, palabra de origen griego relacionado con la pesquería. En el de Roma se depositaban ánforas de aceites, pero el nuestro está vinculado a la industria pesquero conservera. Para representarlas hemos usado cartografía del siglo XVIII , planos antiguos en los que se observan estos montículos que los ingenieros militares reflejaron y que eran de época romana. Se trata de una parte desconocida de la topografía de Cádiz.

–En esta cartografía se recogen tres montículos ¿Qué se sabe?

–Hay diversos planos y en la memoria, en el capítulo 6, hemos usado uno en el que se ven tres montículos de época moderna. Al final ha quedado fosilizado la imagen de este montículo y lo que queda lo interpretamos como restos de uno solo que se fue alterando.

–En estos 7 metros hay hallazgos muy curiosos, nada ostentosos, pero que nos revelan muchos datos interesantes sobre la vida cotidiana. ¿Con qué novedades?

–Lo interesante es que es un basurero de la ciudad, pero los basureros aportan mucha información porque los residuos que generamos dice mucho de la vida de las personas. Además, hay una cosa muy significativa y es que nos ha dado mucha información sobre la economía del Cádiz romano, del que conocíamos de forma genérica, pero ahora sabemos más.

–¿Qué restos son los más reveladores desde el punto de vista económico?

–Se sabe que Cádiz era importante desde un punto de vista económico y comercial. Pero ahora tenemos datos muy concretos extraídos de la fauna marina que explotaban. Por ejemplo, hemos encontrado restos de corales, de esponjas que pescaban y que vendían; resto de una ballena extinguida. Sabemos que se pescaban caballas y jureles, y éste es un tema que nos interesa mucho. También hemos descubierto que la explotación de sardinas y boquerones era importante, y eso que pensábamos que en la pesquería romana se explotaban especies grandes como el atún, pero se ha evidenciado que en el siglo I esta pesca convivía con la de las sardinas y boquerones.Entre otros elementos también han aparecido ánforas llenas de pescado y restos de caballa con los que hacían garum de sangre, que era el más reputado y valía incluso más que los productos cosméticos.

La explotación de sardinas y boquerones era también muy importante, como la del atún"

–También hay restos de materiales de construcción. ¿Algún hallazgo importante para componer el puzzle de Gades?

–En época de Augusto decidieron allanar en zona, con un vertedero urbano controlado para el gran volumen de descarte que generaba la producción pesquero conservera. Pero en la primera fase, la de Cornelio Balbo, el vertedero era general, con restos de casas. Entre éstos se han localizado restos de pintura mural pertenecientes al primer estilo pompeyano, de lo que no había evidencia en Andalucía. También un tipo de cerámica que son unos cubos que imitan la forma del metal, con decoraciones dionisíacas, únicos en Cádiz. Lo que no podemos asegurar es si proceden de edificios públicos o viviendas. Lo más importante es que se trata de una parte de la topografía que no conocíamos, una gran escombrera ubicada al lado del puerto exterior, que está partida por encima y que se amortizó en el siglo XVIII, ofreciendo importantes datos sobre el comercio, la economía el urbanismo.

–En una ciudad con yacimientos tan mal tratados es una gran noticia que se haga un centro de interpretación. ¿Qué veremos?

–Se trata de un ejemplo de cómo las excavaciones preventivas se hacen bien, pero rara vez se estudian . Hay restos del Neolítico, la Edad de Bronce, fenicio púnica, época romana y moderna. Y de todo, lo más interesante es el Testaccio, así que se decidió hacer una cripta arqueológica en el sótano del Olivillo para visualizarlo. Será un centro pequeñito de 75 metros cuadrados, donde se ha conservado el perfil de una parte y tendrá museografía y vídeo.

–¿Hacen falta más decisiones políticas similares?

–Sinceramente te diría que nuestro rector y vicerrector de Patrimonio han sido valientes, porque este tipo de hallazgos pueden paralizar la obra. Cuando me llamó les dije que afrontaría el trabajo siempre que lo pudiera desarrollar en condiciones adecuadas. Y así ha sido. Y lo más importante de todo es haber presentado un catálogo, donde queda la cantidad de información novedosa de la historia de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios