Cultura

Contrastado universo pictórico en el espacio de Caja Inmaculada

  • Julián Delgado y Pepe Palacios exponen 'Naturaleza urbana'

Los universos pictóricos de los artistas gaditanos Pepe Palacios y Julián Delgado se enfrentan en la Sala Caja Inmaculada. La vorágine de la ciudad flanqueada por altos edificios, de asfalto interminable y ruidosos yellowcabs neoyorquinos de Delgado contrasta con la sosegada naturaleza de Pepe Palacios. Y todo ello en el diáfano y encantador espacio de la Sala Caja Inmaculada, que con esta exposición sella su último encuentro cultural en El Puerto de Santa María, dado su inminente cierre.

De esta forma, el tándem Palacios-Delgado vuelve a fusionarse en un perfecto contraste "consensuado" por ambos, aseguran, a fin de "que la muestra adquiriese un matiz diferente donde la técnica empleada por ambos tuviese matices heterogéneos", asevera Julián Delgado.

Y así se ha producido este maridaje en el que Palacios aporta ese estado pacificador, "casi religioso, que se respira en los paisajes de naturaleza, con ramas de árboles que descansan con total quietud en sus escenarios imaginarios", mientras que Delgado impregna de bullicio la bella escena expositiva de la Caja Inmaculada.

Es la propuesta de dos autores consolidados del panorama artístico gaditano, con numerosas exposiciones individuales y colectivas a sus espaldas, y que en los últimos años se han dejado ver también de forma conjunta en varias exposiciones en Espacio Crea, regentado por el propio Julián Delgado.

En Naturaleza urbana, y a lo largo de su trayectoria, Delgado se pierde en las grandes urbes de la mano de todos los elementos que la conforman, hasta convertirlas en poesía pictórica que elabora desde sus propias connotaciones. En este caso, recoge elementos iconográficos de la ciudad de Nueva York, escenificada en una veitena de piezas que comparten el espacio con la otra veitena dedicadas al paisaje más natural y salvaje. En esta ocasión, Pepe Palacios sigue ahondando en la frondosidad de los bosques, en un complejo trabajo elaborado desde la simpleza de las ramas de árboles y la propia maleza natural.

Sus obras se exhiben a lo largo y ancho de las dos plantas que integran el espacio expositivo, donde quieren iniciar el camino de la muestra Naturaleza urbana por otras salas de la provincia. "Estamos moviendo el proyecto, pero aún no hay nada cerrado", comentaban los autores, que reconocían sentirse apenados, a la vez que muy orgullosos, de haber aportado su grano de arena en el largo recorrido expositivo de la sala Caja Inmaculada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios