Festival de Música Española | Estrenos

El Taller de Mujeres abre sus 'Archipiélagos' con el Trío Arbós

  • El Palacio de Congresos acoge el estreno de doce piezas escritas por compositoras nacionales

El Taller de Mujeres abre sus 'Archipiélagos' con el Trío Arbós El Taller de Mujeres abre sus  'Archipiélagos' con el Trío Arbós

El Taller de Mujeres abre sus 'Archipiélagos' con el Trío Arbós / (Cádiz)

Archipiélagos es el paraguas de inspiración bajo el que este año ha trabajado el Taller de Mujeres Compositoras. Un microcosmos que lleva ya trece ediciones funcionando dentro del Festival de Música Española y que reúne, en cada ocasión, a un puñado de autoras que estrenan dentro del marco del encuentro otras tantas obras. Este año, han sido doce las convocadas. Sobre el pentagrama, en la evocación, los archipiélagos disparan la imaginación de maneras distintas: Anna Bofill Levi reflexiona sobre el concepto de las islas (y las personas) perdidas; María José Arenas, sobre las Resiliencias;Iana Pérez Custodio, sobre el Archipiélago interior;la mallorquina Carme Fernández Vida, sobre el archipiélago de Cabrera, “islas dentro de otras islas”, Rosa María Rodríguez hace lo propio sobre su isla natal en Illa de Calma i Llum...

“El Taller de Mujeres siempre tiene un tema propio, independiente del que lleva el festival. El año pasado, por ejemplo, fue Carpe Diem –explica la compositora Dolores Serrano Cueto–. Este año, aunque el lema del Festival de Música gira en torno al Mediterráneo, yo me he hecho atlántica dentro de estos Archipiélagos”. Así, la autora gaditana propone un recorrido entre la isla de Cádiz y Cuba, con Manuel de Falla como influencia, en De C a C, de F a F, y canto porque me toca:“A título personal –añade–, a mí el Mediterráneo me inspira ahora cosas diferentes, con todo lo que está pasando en sus aguas”.

El Trío Arbós será el encargado de estrenar esta noche, en el Palacio de Congresos, las propuestas de esta edición del taller. Un resultado común que las propias autoras no descubrirán hasta el momento del ensayo con la formación madrileña, aunque todas las integrantes del taller –afirma Serrano Cueto–, se mantienen en contacto a lo largo del año: “A nivel profesional, es una iniciativa que hace que aprendamos muchísimo, tanto de una misma como de las demás, de cómo trabajan o de la visión que tienen fuera de lo musical, además de los valores, la parte humana de cada uno”.

“Es, además –continúa la compositora– una oportunidad única de darle visibilidad a las compositoras nacionales, que las tenemos muy buenas en ejercicio y, aunque no todas puedan participar, esta es una buena representación de las mujeres que seguimos trabajando en la música. Como profesora, también es una oportunidad única para mostrar que las compositoras existen, que trabajan y que son accesibles”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios