Cultura

Beneficios de la simbiosis musical

  • La empresa sanluqueña 33 Producciones (33 Spot!) entra a formar parte del proyecto de management musical de Sony Music en Europa · La compañía gestionará actuaciones dentro y fuera de España

"Pues sí -dice Rafael Casillas, casi con gesto de asombro-, parece ser que soy un alto ejecutivo de Sony".

Lo de alto ejecutivo sin corbata puede no ser tan extraño. Pero lo de alto ejecutivo de megacompañía japonesa sito en Sanlúcar, sí que suena exótico. "33 Producciones (ahora 33 Spot!) tiene sede en Madrid -aclara Rafael Casillas-. Pero la continuidad en Sanlúcar era algo que queríamos plantear como condición, aunque no fue necesario: dieron por hecho que seguiríamos aquí".

Hace nueve meses, la discográfica comenzó a realizar contactos con agentes de management y representación artística en Europa. "Al ser una multinacional -explica Casillas-, no puede realizar trabajos de management directo, así que comenzó a buscar compañías que sí lo hicieran, para integrarlas en el negocio".

Un negocio que, ante la caída de ventas, está buscando otros pulmones al margen de la pura producción discográfica: "Hace tres o cuatro años, Sony comenzó a fichar a sus artistas incluyendo en el contrato derechos editoriales, de entretenimiento y venta por conciertos y actuaciones -continúa Rafael Casillas-. Pretenden copar mucho más que el disco: formar parte del proceso que supone hacer el artista y controlarlo todo, que es lo que hacen compañías como la nuestra".

Hace tres meses, 33 Producciones cambió de nombre y pasó a formar parte del gigante discográfico como una de sus oficinas de management en España y en Europa. Un trabajo -que comenzó el miércoles pasado con el concierto de Eros Ramazzotti en Madrid- que supondrá para 33 Spot! la organización de actuaciones y representación -dentro y fuera de España- tanto de los autores noveles de Sony Music como de aquellos sin acuerdos previos con otros managers, que no se entiendan con su discográfica o que quieran, en un momento determinado, que Sony se encargue de coordinar lo relativo a actuaciones y entretenimiento.

"Una faceta -apunta el responsable de 33 Spot!- que es cada vez más amplia. Por poner un ejemplo, hace poco a Mónica Naranjo le hemos estado gestionando cosas en teatro..."

33 Spot! es ya una de las claves del proyecto que pretende formar la mayor empresa de management en Europa: "No es sinónimo de monopolio -matiza Rafael Casillas- porque no se pretende copar todo el mercado y seguirán existiendo alternativas... pero sí es cierto que los medios y la infraestructura son mayores".

Destaca Casillas que, aunque en nuestro país abundan las agencias de management -"hay muchas y muy importantes"-, eso no es así en todas partes. Y a la hora de buscar compañías con las que trabajar, "yo creo que en Sony han ido buscando empresas de larga experiencia, buena facturación y, sobre todo, con una idea clara de lo que es la carrera del artista", opina Rafael Casillas.

"En estos quince años, nosotros hemos llevado una gestión muy satisfactoria de tres promotoras y empresas de gestión musical -comenta Casillas-. Y no hemos descuidado la carrera de los artistas con los que hemos ido trabajando". Rafael Casillas confiesa seguir haciendo "catas" musicales, igual que cuando comenzó a trabajar en la música, para ver "qué engancha y por dónde respira la gente y también para transmitírselo al artista. Algo importante para conseguir que no se acomoden".

"Nuestra intención no ha sido nunca fabricar un éxito inmediato sino hacer que un artista con posibilidades desarrolle una carrera -prosigue-. Queremos que un grupo o un proyecto musical se mantengan muchos años y vayan progresando, y pensamos que eso es lo que ha terminado interesándole a Sony. Por eso mismo, nuestra voluntad es seguir controlando el caché del artista en función de su valor real en el mercado".

Rafael Casillas se muestra satisfecho pero no excesivamente sorprendido con la permanencia de 33 Spot! en su raíz sanluqueña -o casi, porque la empresa cambiará sus oficinas en breve a la plaza del Cabildo-. "En las grandes compañías, y en algunos países, ya están acostumbrados a trabajar así, a decirte directamente: coges tu portátil y trabajas desde casa", indica.

Algo independiente, por supuesto, de que a lo largo de la semana tenga que desplazarse a la sede de Madrid -33 Spot! cuenta con oficinas en la capital madrileña desde hace siete años- "o a donde haga falta". Un sitio de referencia no tiene por qué ser un ancla: "A mí me pagan por seguir desarrollando el trabajo que estoy haciendo -razona Casillas-. Y si me cambian mi ambiente, mis esquemas, ya no lo podría hacer igual".

"Yo estoy muy acostumbrado a pasar de organizar algo en el Palau Sant Jordi a irme al Aljarafe o Benalup -señala, satisfecho-. Y teníamos claro que eso era algo que no queríamos dejar de hacer".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios