Cultura

La Barroca de Sevilla acerca Cádiz a la música napolitana del siglo XVIII

  • La formación trae esta noche al Teatro Falla su concierto ‘A oriente del meridiano cero’

La Orquesta Barroca de Sevilla.

La Orquesta Barroca de Sevilla.

La Orquesta Barroca de Sevilla regala hoy una nueva presencia al Festival de Música Española de Cádiz. Pocas de sus 16 ediciones celebradas hasta ahora no han contado con la actuación de esta formación de indudable prestigio y exquisita trayectoria que esta noche estará con sus solistas en el Gran Teatro Falla, a partir de las nueve, para ofrecer el concierto titulado A oriente del meridiano cero, con un programa de música napolitana creado expresamente para la cita gaditana y en la que se recuerda los tiempos en que Cádiz era epicentro de aquel meridiano usado en la cartografía náutica y que por entonces separaba oriente de occidente.

Cuenta el coordinador de la Orquesta Barroca, Ventura Rico –que estará esta noche sobre las tablas del Falla como contrabajista–, que fue el director del festival, Manuel Ferrand, quien sugirió a la formación sevillana un concierto que relacionara Cádiz con el Mediterráneo. Por eso se eligió la esplendorosa época de vigencia del gaditano meridiano cero, siglo XVIII, con el coetáneo esplendor de un territorio como Nápoles, muy vinculado a España y con un brillantísimo universo musical que hoy sonará, en parte, en Cádiz. Fue una época en la que Nápoles tenía un sistema educativo musical “interesante y eficiente”, apunta Rico.

Obras de Alesandro Scarlatti, Francesco Barbella, Francesco Durante y Domenico Natale Sarri integran así un programa que se ofrecerá bajo la batuta de Hiko Kurosaki, músico austriaco de origen japonés, concertino director de quien Ventura Rico se deshace en elogios destacando su trayectoria profesional y docente y a quien la Barroca elige para esta ocasión por su conocimiento del programa y la época en el que se encuadra.

Ventura Rico defiende la figura de un director invitado en su formación frente a la alternativa de contar con un director fijo y permanente. Estima el coordinador de la Barroca que con esta manera de trabajar se huye del personalismo que pueda imponer un director y, además, da la posibilidad de optar en cada concierto por la batuta que mejor conocimiento tenga del repertorio elegido.

No elude el coordinador de la Orquesta Barroca de Sevilla hablar de los problemas que la formación ha tenido con las ayudas del Ayuntamiento de Sevilla, que se han retrasado considerable por la burocrática lentitud de la administración, en este caso la municipal, y aboga por mejorar de forma eficaz el sistema de subvenciones y ayudas, que considera “obsoleto”, partiendo de una decidida apuesta por el mecenazgo.

También incide Ventura Rico en la necesidad de afrontar un sustancial cambio en la legislación española para que trate la cultura como una industria más, generadora de puestos de trabajo y que, a modo de la existente en Francia, dé cobertura social a los artistas también en los periodos de menor actividad.

Y Rico recuerda que a punto estuvo la Orquesta Barroca de nacer en Cádiz, pues cuando se empezó a hablar de su creación, Mariano Peñalver, entonces rector de la UCA, se mostró muy interesado en apoyar la iniciativa, que finalmente acabó de cuajar en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios