Bahía Jazz Festival El Jazz tiene apellido gaditano

  • El ‘Bahía Jazz Festival’ arranca hoy con ‘Philip Catherine Trío’

  • El ciclo, maridado con degustación, se reafirma como la mejor forma de iniciarse en el género

'Philip Catherine Trío', formado por Sven Faller. Philip Catherine y Paulo Morello (de dcha. a izq. en la foto), abrirán esta noche el ciclo de jazz en Osborne. 'Philip Catherine Trío', formado por Sven Faller. Philip Catherine y Paulo Morello (de dcha. a izq. en la foto), abrirán esta noche el ciclo de jazz en Osborne.

'Philip Catherine Trío', formado por Sven Faller. Philip Catherine y Paulo Morello (de dcha. a izq. en la foto), abrirán esta noche el ciclo de jazz en Osborne.

Ya van 12. Y aunque aún le quedan ocho ediciones más para alcanzar la mayoría de edad, se puede decir que el Bahía Jazz Festival está ya totalmente consolidado.

Este ciclo de conciertos, organizado por Osborne y la Concejalía de Cultura de El Puerto, arranca hoy una nueva edición con dos conciertos. El primero de ellos -que se celebra hoy viernes- correrá a cargo de Philip Catherine Trío; el segundo de ellos, -mañana sábado- será el de Bobby Previte Classic Bump Band.

Quizás este festival, que este año celebra ya su duodécima edición, sea el mejor ejemplo de que la cantidad no es sinónimo de calidad. Más vale poco de lo bueno que mucho de lo malo. De hecho, para ser más concretos, si por algo siempre ha destacado este evento es por su apuesta por las grandes figuras de primer nivel (tanto norteamericanas como europeas) a la hora de crear sus carteles. En este caso, los méritos corresponden a Salvador Catalán (director del Servicio de Actividades Culturales en la Universidad de Cádiz) quien presta su ayuda a la hora de organizar y asesorar con la programación. De este modo, y en gran parte gracias a él, por el Patio de Los Naranjos de las bodegas de Mora han pasado grandes figuras del género como Kenny Barron, John Abercrombie, Uri Caine, Bill Frisell o Bettye Lavette, quien en la edición del 2008 regaló a todos los asistentes un momento mágico, de total cercanía e intimidad con el público, al decidir cantar sentada desde el borde del escenario. Muy agusto se tenía que sentir la cantante michiguense- nominada cinco veces a los premios Grammy- cuando ella misma decidió alargar el concierto.

“Otro de los motivos que hace especial este ciclo, aparte del nivel, es la conexión entre los artistas y el patio de butacas”, explica Iván Llanza, director de Comunicación y Relaciones Públicas del Grupo Osborne. “Estos señores y señoras están acostumbrados a actuar en grandes teatros de miles de personas. Aquí, cuando terminan, bajan al patio de butacas (que ronda un aforo de 400 personas), y saludan al público, se hacen fotos ... es lo que los americanos conocen como meet & greet o encuentro”.

Con detalles como este, unido al maravilloso enclave y a la degustación que también se ofrece a los asistentes, los 13 euros que cuesta la entrada (11 euros en precio reducido para estudiantes, desempleados y mayores de 65) parece poca cosa. Y de hecho lo son, teniendo en cuenta que después de varias ediciones este festival se puede considerar un referente del jazz en toda la provincia con más de 10.000 asistentes que han disfrutado de esta cita a lo largo de los años.

No obstante, que no despiste este detalle, ya que lejos de atraer sólo a entendidos y fanáticos del jazz la programación también contempla conciertos para los curiosos que quieran tener una primera toma de contacto con este género musical. Ese es el caso del concierto de esta noche, Manoir de mes Rêves, de Philip Catherine Trío, recomendado totalmente para los no iniciados por traer “un jazz más melódico, con armonía y con un ritmo más recurrente”. Mañana sábado le tocará el turno a Bobby Previte Classic Bum Band con su 20 Year Reunion Tour. Una vez que comienza el ritmo, ya no se puede controlar. Que nunca pare el jazz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios