Apertura Dibujo al natural para inaugurar el curso de la Academia de Bellas Artes de Cádiz

  • La institución toma el pulso a sus orígenes divulgativos con la clase magistral del artista Antonio Agudo, que ofrece este curso y otro de acuarela en la sede de la Fundación Cajasol

La Real Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz arranca el curso este miércoles despojándose del chaqué y toda la solemnidad que le caracteriza. La centenaria institución ha decidido mirar atrás, tomar el pulso a sus orígenes y a aquel espíritu docente y divulgativo con el que nació en 1777 para compartir con la sociedad el talento que encierran sus siglas y sus académicos.

Para la ocasión, han optado por aprovechar la sabiduría del artista y profesor de dibujo Antonio Agudo, que este 9 y 10 de octubre imparte un curso de Dibujo al natural en la sede de la Fundación Cajasol, que es la entidad patrocinadora de esta novedosa apertura de curso. El día 21 y 22 emprenderá otro de acuarela.

Así, desde la tercera y luminosa planta del edificio ubicado en la plaza de San Antonio, la Real Academia ha dejado a un lado la tradicional toma de posesión, Antonio Agudo ha tomado las riendas de un caballete y el modelo al que ha pintado, se deshizo de su ropa. Sobre la tarima del espacio, frente a la ventana junto a la que ha posado Domingo, y ante un pequeño pero completo auditorio de veinte personas, el maestro ha sentado cátedra sobre cómo se pinta al natural.

Lo ha hecho entre frases sabias de quien lleva toda una vida pintando, gestos rápidos pero proporcionalmente meditados y trazos cada vez más definidos. A carboncillo y trapo en mano, ha ido trasladando poco a poco la figura del modelo al papel. En esto ha consistido la primera parte del curso, en el que sus alumnos, muchos de ellos aventajados –Pepe Baena, María Luisa Roy, Antonio Mota, Ángel Pantoja, José María Cortés etc.– tomaron las riendas en la segunda parte para realizar sus interpretaciones.

“El modelo no es de escayola”, esgrime el experimentado artista ante los cambios de postura de Domingo, un señor maduro, delgado pero bien definido, “un buen modelo, se nota que lo has hecho antes”. Porque Domingo se ha mantenido casi inmóvil durante la mayor parte del tiempo, en pose relajada, con mirada a un lado, una pierna sobre el reposa pies del taburete y la mano sobre la pierna.Figura que el pintor ha traducido a su lenguaje empezando por la cabeza y terminando por los pies, y de abajo arriba una y otra vez.

“El canon griego marca que son siete cabezas y media, pero Praxíteles añadió media más”, explica entre los primeros trazos de la cabeza del modelo, “que es muy interesante”, repite ante sus rasgos marcados. Tras el busto, sitúa en el lienzo los hombros, los brazos, el torso, los genitales y las piernas. “Se va situando con cuatro manchas tontonas, son puntos, no concreto nada”, comenta mientras sus manos rozan, casi acarician el dibujo “para dar transparencia al carboncillo, que es muy agradable”, a fin de “situar la figura en el espacio”.

Porque, tal y como puntualiza el experto, “no es sólo la composición interna, sino ésta con respecto al papel”. Y todo se mide “con la vista y las manos, que decía Leonardo”, lanza incidiendo en una silueta cada vez más marcada y parecida a la realidad, y sobre la que también va corrigiendo hasta alcanzar la composición idónea. Ayuda la luz brillante que se cuela por el balcón “que es muy interesante” y con la que imprime profundidad.

Entre tanto, da consejos, hace algún chiste sobre las olvidadas clases de anatomía, pregunta si está cómodo al modelo y cuenta que “en dibujo se va de lo grande a lo pequeño y de lo claro a lo oscuro”, mientras marca la prominente clavícula. Así, ante la mirada atenta de los alumnos, Agudo toma distancia y va cerrando las proporciones y el resultado final, que consigue en apenas dos horas, antes de dar paso al alumnado. Una clase magistral para empezar el curso con un nuevo talante, explica orgullosa Rosario Martínez, presidenta de la Real Academia de Bellas Artes, ante la gran acogida que ha tenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios