Provincia de Cádiz

Se restauran las pinturas antiguas de la sacristía de la ermita de Santa Clara

  • Dos licenciados en Bellas Artes trabajan en la recuperación de los frescos con motivos religiosos que se conservan en el edificio El edificio formará parte de la Ruta de Arte Sacro

Muchos edificios antiguos de El Puerto se embellecían con pinturas al fresco en sus bóvedas y muros. En los palacios de Cargadores a Indias los motivos solían ser de carácter profano, aunque no faltaban las pinturas religiosas en las capillas privadas. Hoy en muchas de las grandes casas palacio que permanecen cerradas, se conservan pinturas al fresco en techos y paredes, ocultas bajo capas de cal en cualquiera de las habitaciones en que se fueron dividiendo cuando se transformaron en casas de vecinos.

Las pinturas al fresco de la sacristía de la ermita Santa Clara fueron un descubrimiento que salió a la luz pública cuando se procedió a la restauración del edificio. Fueron objeto de una primera intervención para protegerlas cuando se repararon los techos de la zona del edificio donde se encuentran situadas, y ahora están incluidas en un proyecto de la concejalía de Patrimonio Histórico, que realiza trabajos de restauración en estas pinturas antiguas de temática religiosa.

La ermita de Santa Clara fue construida a finales del siglo XV y cuenta con una interesante historia, estando situada en origen a extramuros de la ciudad. Las pinturas que se están restaurando se encuentran en una de las naves laterales, la de mayores proporciones, en la bóveda y las paredes de la antigua sacristía del templo.

Se conservan cuatro escenas al fresco de tema religioso, que los especialistas identifican como San José, San Joaquín con el niño, la paloma, símbolo del Espíritu Santo y una imagen del Padre Eterno. Estas pinturas son de época más reciente que la construcción original del edificio. Actualmente, están siendo objeto de trabajos de restauración por parte de la concejalía que dirige María Antonia Martínez. El proyecto de restauración se lleva a cabo través de una de las iniciativas del 'Plan de Emple@30 +' desarrollado por el Ayuntamiento y financiados por la Junta de Andalucía y Fondos Europeos.

La concejala María Antonia Martínez visitó la ermita en días pasados. En dicho lugar ya están desarrollando su labor los dos restauradores encargados del proyecto de recuperación de los frescos, Victoria Méndez Pérez y Francesco Policastro Iuzzolino, ambos licenciados en Bellas Artes.

La primera fase de este proyecto consistió en la consulta y documentación sobre la ermita y sus pinturas de tema religioso, que según los datos obtenidos datan muy probablemente del siglo XVIII avanzado. También se procedió al estudio del estado en que se encontraban, dando como resultado el proyecto de intervención y tratamiento.

Tras culminar con esta parte del proceso, en el mes de marzo, los restauradores pasaron a trabajar sobre el terreno, acometiendo la limpieza de los muros, consolidando y protegiendo las pinturas. Las pinturas al fresco sobre las que se está actuando actualmente representan a vírgenes y santos de tradición barroca, de gran colorido, y se encuentran en dos paños de las paredes que sustentan la bóveda de la sacristía.

Los profesionales están trabajando en la consolidación y reintegración de la base perdida, así como en la protección de dicha base y de los elementos pictóricos, que se encontraban en un estado de deterioro muy avanzado. El proceso de restauración se está registrando para su documentación.

La ermita de Santa Clara, en la que se efectuaron importantes inversiones para su restauración, está previsto que forme parte de la futura Ruta de Arte Sacro, ya que los estudios y excavaciones realizadas en el edificio y sus inmediaciones han puesto de manifiesto el valor que tuvo antaño como punto de partida para las peregrinaciones a Santiago de Compostela y Caravaca de la Cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios