Provincia de Cádiz

La plantilla del Bajo Guadalquivir se encierra ante los impagos

  • Los trabajadores critican que todavía no se haya constituido la nueva Mancomunidad

Los trabajadores de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir se encerraron ayer durante 24 horas en la sede de la Mancomunidad en Lebrija ante los "impagos" salariales y para criticar que todavía no se haya constituido la nueva Mancomunidad, pendiente desde las elecciones de mayo.

Fuentes sindicales indicaron que aunque inicialmente estaba previsto que ayer también efectuaran el corte de la AP-4 a la altura del peaje de Las Cabezas de San Juan, finalmente dicha movilización no fue autorizada, por lo que sólo se encerraron y organizaron una asamblea de trabajadores para estudiar los siguientes pasos a seguir en las movilizaciones.

Los trabajadores han recordado que a la plantilla se le adeuda la mitad de las nóminas de junio, las de julio y agosto y la extraordinaria de verano. "Nos han abonado una parte del dinero pero esas cantidades no cubren las pretensiones y son insuficientes".

Un total de 450 trabajadores ejercen su tarea en la Mancomunidad del Bajo Guadalquivir. La deuda asciende a dos millones de euros. Izquierda Unida ha registrado una pregunta parlamentaria dirigida a Empleo por la que solicita información sobre las previsiones de la Junta respecto a la mala situación financiera de la Mancomunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios