Operación Atalanta La 'Numancia', en casa tras 150 días de misión

Familiares en la Base de Rota para recibir a los militares de la 'Numancia'. Familiares en la Base de Rota para recibir a los militares de la 'Numancia'.

Familiares en la Base de Rota para recibir a los militares de la 'Numancia'. / Armada

La fragata Numancia ha atracado en la Base Naval de Rota en la mañana de este jueves tras permanecer alejada de casa más de 150 días. Durante este período el buque ha estado integrado en la fuerza europea que protege a los buques del Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) y a todos aquellos buques vulnerables ante posibles ataques pirata, en las aguas del Océano Índico.

La Numancia ha sido buque de mando del comodoro portugués Vizinha Mirones, al mando de la operación hasta que fue relevado por el contralmirante español Ignacio Villanueva Serrano. El contralmirante Villanueva continúa al mando de la operación a bordo de la fragata Santa María, la cual relevó a la Numancia en aguas de Yibuti el pasado 20 de junio.

Según explica la Armada, "Tras el esfuerzo realizado durante estos años como parte de la Operación Atalanta, esta ha sido la primera vez en los últimos cuatro años en la que, dentro del período comprendido entre los meses de enero y junio, donde la actividad pirata era más frecuente, no ha tenido lugar ningún ataque a los buques que navegaron por el Océano Índico".

Pero, tal y como relataban desde el buque a Diario de Cádiz, esta misión ha sido un poco más dura por la pandemia del coronavirus. "Esta situación ha hecho el despliegue un poco más duro". "En comparación con otros despliegues que hemos vivido, ha sido la más difícil, porque no nuestras familias han tenido que superar una situación excepcional y la sensación de no poder ayudar a la familia no es fácil de llevar", contaba su comanandante.

La dotación no ha tenido autorizado salida del buque, en los puertos se han reducido al mínimo la cercanía a las personas con las que se tiene contacto con temas logísticos, a lo que se sume el uso de guantes y mascarilla. Mantenerse libre de coronavirus "ha sido una prioridad", contaban poco antes de regresar y ser relevados por otro buque gaditano, la fragata Santa María.

La Numancia ha recorrido un total de 26.000 millas náuticas, ha realizado más de 30 visitas a pesqueros locales de la zona y ha completado más de 100 vuelos de reconocimiento de costa con el dron ‘Scan Eagle’ y el helicóptero de la 3ª Escuadrilla modelo ‘AB-212’. Haciendo honor a la historia que su nombre representa, la Numancia ha sido capaz de cumplir con los objetivos de la misión a pesar del asedio de la pandemia del COVID-19. Desde casi el principio de la misión, el buque, con más de 200 personas de dotación, ha operado siempre respetando las medidas protección, de las que se puede destacar la permanencia a bordo durante casi 120 días sin salir a tierra.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios