Provincia de Cádiz

Un juez obliga al Consistorio a pagar 10.860 euros de la Feria Inmobiliaria

  • Pese a que Andrés Rodríguez siempre sostuvo que "la feria no costó un euro", dijo lo contrario al juez

La Feria Inmobiliaria que se celebró en Puerto Real en diciembre de 2015 costará al Ayuntamiento 10.680 euros. Ya no hay dudas. Una sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo número dos de Cádiz, contra la que no cabe recurso ordinario, obliga al Consistorio a hacer frente al pago de la deuda que existe con la empresa que montó la carpa para el evento en la Plaza Alberti.

Habrá que pagarlo pese a que el ex edil de Fiestas, Andrés Rodríguez, que organizó esta cita desde su concejalía, siempre había sostenido que la Feria no costaría un euro al Ayuntamiento. Así lo dijo ante distintos medios de comunicación como en la televisión local, Tele Puerto Real, donde durante una entrevista explicó que ya había "demostrado que la Feria Inmobiliaria no le ha costado un euro al Ayuntamiento; eso lo pueden decir los técnicos municipales, Intervención, Tesorería, la oposición y los propios grupos del gobierno. Se está creando una duda ante la ciudadanía y no ha costado dinero", manifestó Rodríguez tres meses después de la Feria, cuando ya había salido del gobierno local.

Sin embargo, la empresa que instaló la carpa llevó la exigencia del pago a los tribunales porque, al parecer, Rodríguez se había comprometido con ella a que el Ayuntamiento se haría cargo del coste. Para sorpresa del Ayuntamiento, el propio Rodríguez, ahora concejal no adscrito en la oposición, declaró en el juicio como testigo llegando a asegurar que tanto la junta de gobierno local como el alcalde eran conscientes de que el gasto lo asumiría el Ayuntamiento. Una versión que el equipo de gobierno siempre ha negado y que nada tiene que ver con la que hasta ese momento había sostenido el propio Rodríguez.

También existe una factura con el sello del Ayuntamiento y la firma de Andrés Rodríguez, por entonces concejal de Fiestas. Pese a que el Ayuntamiento ha argumentado que el ex edil no tenía competencias para ello y que se omitieron formalidades básicas en la contratación (puesto que ni tan siquiera existió contrato), el juzgado ha valorado que el Ayuntamiento recibió la carpa y la utilizó durante la Feria Inmobiliaria, por lo que debe satisfacer el pago.

La Feria Inmobiliaria se celebró en Puerto Real a finales de 2015. Aunque poco tenía que ver la cita con la delegación de Fiestas, fue Andrés Rodríguez quien hizo de enlace entre los organizadores y el Ayuntamiento, así como quien la presentó en rueda de prensa entendiendo que se trataba de un acto de promoción económica para la localidad. El propio equipo de gobierno reconoció entonces que todo partió del ex edil, ya que "organizar una cita para la venta de viviendas no es el modelo que se pretende fomentar". Además, áreas como Comercio, Promoción Económica o Urbanismo, donde podrían haber encajado la organización de la Feria con más sentido, estaban en manos de los concejales de Equo con los que el edil Rodríguez mantenía una tensa y complicada relación.

Andrés Rodríguez presentó su dimisión apenas unos días después de la celebración de la Feria, para echarse atrás minutos antes de que se celebrase el pleno en el que se haría efectiva su marcha. Finalmente acabó abandonando el equipo de gobierno y permaneció en la oposición como concejal no adscrito, donde continúa. Uno de los motivos por los que dijo que conservaría su acta de concejal fue la de defenderse de las "calumnias" que se estaban diciendo sobre él, entre ellas que la Feria Inmobiliaria había supuesto un coste para el municipio. Un hecho que, según la sentencia del juzgado, ha acabado reconociendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios